¿POR QUÉ NO ME ADAPTO A LLEVAR AUDIFONOS?

Acabamos de hacer una gran inversión, y no nos adaptamos al uso de los audífonos.

Esto es muy común, y suele sucederle a mucha gente. Se han comprado las prótesis auditivas y resulta que no las usan, que las tienen guardadas en la mesilla de noche. Están los hijos y los nietos, detrás del abuelo, recordándole que use los audífonos.

LLEVAR UN AUDÍFONO

¿Por qué?

Si has sido usuario de gafas progresivas, habrás oído que a mucha gente le cuesta adaptarse al diseño de una lente progresiva.

  1. Está claro que cuanto peor es la gama de producto, dedicaremos más tiempo en la adaptación.
  2. Si tenemos una pérdida auditiva, no deberíamos esperar mucho tiempo en empezar a usar audífonos, porque a medida que pasa el tiempo perdemos más audición y por lo tanto nos olvidamos de lo que era una audición normal.
  3. Cuando empezamos a usar audífonos, el oído recoge la señal y el cerebro la procesa, ésta actividad requiere energía, por lo que es normal que al principio se sienta cansancio o agotamiento.
  4. Al empezar con audífonos se amplifican sonidos que ya tenía olvidados tales como: el sonidos realizado al hojear las páginas de un libro, nuestras pisadas, el zumbido de los electrodomésticos, el tic tac de los relojes… y eso al principio puede resultar molesto.

¿Qué puedo hacer para adaptarme lo antes posible a usar audífonos?

  1. No comparar la compra de unos audífonos con los de unas gafas. Las gafas ofrecen solución inmediata. Me pongo unas gafas y veo (otra cosa distinta es lo que ocurre con los progresivos). Con los audífonos hay que ir adaptándose a oír más y de forma diferente.
  2. Para adaptarse a los audífonos, hay que usarlos, aunque al principio no nos resulten cómodos, hay que pasar ese período y familiarizarse con la sensación. Usarlos a diario y no quitárselos a la mínima.
  3. El ajuste lleva tiempo. Sobre todo al principio, es muy normal que acuda varias veces a su centro auditivo para que le ajuste los audífonos de manera que se adecúen a sus necesidades y experiencias personales.
  4. Hable con otras personas que tengan pérdida auditiva y lleven audífonos. Es más que probable que tengan más experiencia que a usted le pueda ser de utilidad.
  5. Mantenga un diálogo continuo con su profesional de la audición. Cuanto más le explique sobre su experiencia con los audífonos, más información tendrá para ajustárselos a fin de que le rindan mejor.
  6. Hágase una prueba de audición con regularidad pues su pérdida auditiva puede desarrollarse con el paso del tiempo.

audifonos interton

Soluciones visuales y auditivas: Visual Center Madhu. Tenerife

¿TENGO PERDIDA AUDITIVA?

Cuestionario de 6 preguntas clave para detectar si tienes una pérdida auditiva

TIPOS DE AUDIFONOS

Levanta 6 dedos de tu mano, y vete bajando un dedo si la respuesta es SI

1. ¿Te han comentado que hablas demasiado alto?
2. ¿se quejan de que subes el volumen de la TV?
3. En ambientes ruidosos o cuando hablan varias personas ¿te cuesta entender?
4. ¿Te molestan notablemente los ruidos fuertes?
5. ¿Sientes que no oyes igual por un oído que por otro?
6. Necesitas que te repitan lo que acaban de comentarte?

Si has contestado SI a 2 preguntas o más, te recomiendo que te realices un examen auditivo.

Recuerda:

1. Los primeros síntomas de pérdida auditiva se manifiestan a partir de los 50 años
2. Trabajar en ambiente ruidosos acelera la pérdida auditiva
3. La pérdida auditiva es un factor determinante en el aislamiento social de personas mayores.
4. El uso de audífonos frena el envejecimiento y retrasa la aparición de enfermedades propias de la edad como demencia senil o alzheimer
5. El uso de audífonos evita el aislamiento, mejora las relaciones sociales y familiares.

AYUDAR A UN SER QUERIDO CON PERDIDA DE AUDICION

ESCUCHA MEJOR. SONRÍE MÁS.

Existen diferentes tipos de pérdida auditiva y distintas soluciones para cada problema. Las frecuencias que primero se desarrollan son las graves, y las agudas las últimas, y en cambio con la edad lo normal es ir perdiendo primero las agudas.

Cuando empezamos con una pérdida auditiva, no estamos sólo perdiendo la capacidad de oír, sino de escuchar. Recordemos que la parte de la escucha relaciona el oído con el cerebro. Los audífonos nos ayudarán a estimular nuestro cerebro y a no perder la función del órgano de Corti y las células ciliadas.

¡Revisa tu audición!

Visual Center Madhu. Soluciones visuales y auditivas. Tenerife

https://www.visualcentermadhu.com/contacto

 

TIPOS DE AUDIFONOS

¿Cuál es el más indicado para mí?

Sabemos lo que “probablemente está pensando”, que los audífonos son feos, incómodos, y caros. Bueno, eso podría haber sido cierto hace muchos años, pero no hoy. Olvídese de los grandes y feos objetos del pasado, nuestros audífonos están bellamente diseñados, son fáciles de usar y tan pequeños que será difícil para cualquiera ver que los lleva puestos. Y lo que es más, son súper cómodos, así que podrá usarlos todo el día. Lo cual es genial, porque, afrontémoslo, la vida es para vivir y disfrutar, con todos los sentidos.

TIPOS DE AUDÍFONOS

TIPOS DE AUDIFONOS


RIE: Auricular en el oído. Ideal si tiene una pérdida auditiva de leve a moderada, y es una combinación de «audífono detrás de la oreja (BTE)» y «audífono en el conducto auditivo (ITE)».

Los sonidos son recogidos por un dispositivo alojado tras la oreja.

El receptor (micrófono) envía el sonido al canal auditivo y transmite estos sonidos amplificados directamente al oído. El resultado es una calidad de sonido excepcional, lo que hace que esta sea una gran opción para un aspecto discreto y contemporáneo con un gran rendimiento.

Es por excelencia el preferido por los profesionales y los usuarios.

BTE (retro-auricular): Estos audífonos de gran alcance son para usted si tiene una pérdida de audición más severa, ya que suelen ofrecer la mayor amplificación y gran cantidad de prestaciones.

Los audífonos de tipo BTE se colocan cómodamente detrás de la oreja y el sonido se dirige al canal auditivo desde el audífono a través de un tubo.

Un beneficio adicional es que son muy duraderos, ya que no hay componentes electrónicos dentro del canal auditivo.

Se usan cuando hay grandes pérdidas.

ITE (audífonos a medida): Los audífonos ITE se colocan dentro de la oreja. Se moldean a medida para adaptarse al oído y los tamaños varían desde el modelo ‘Completamente en el canal’ (CIC), prácticamente invisible, hasta un potente formato ‘Concha’ (ITE).

CIC (Completely-in-Canal): cuando lo que más importa es la discreción: nadie percibirá que utiliza el pequeño modelo CIC. Las personas notarán lo bien que escucha, no los audífonos.

ITC (In-the-Canal): sonido directo desde el teléfono: nuestro modelo ITC está hecho para Apple. Permite conectarse a su smartphone y transmitir llamadas, música o las instrucciones del GPS directamente a los audífonos.

ITE (In-the-Ear): más potencia cuando se necesita: si está buscando un audífono que sea fácil de manejar y tenga una mayor duración de la batería, este pequeño y poderoso modelo ITE es para usted. Cuenta con comunicación de oído a oído, conectividad inalámbrica y tecnología Made for Apple para transmisión directa de audio.

TIPOS DE AUDIFONOS

Los audífonos personalizados, no son ideales para pacientes a los que se le forma mucha cera, al tapar oído, retienen humedad y lo hace propenso a infecciones.

Déjate asesorar por un profesional. A veces nuestras preferencias no concuerdan con nuestras necesidades. El audioprotesista evaluará tu audición y te aconsejará el mejor audífono según tus necesidades.

En nuestro centro te realizaremos las pruebas necesarias para comprobar tu audición, y podrás elegir el audífono que más se ajuste a tu presupuesto.

¡Hazte hoy mismo tu prueba audiométrica! – ¡Pide cita ya!

Soluciones visuales y auditivas –  Visual Center Madhu – Puerto de la Cruz.

USAR AUDÍFONOS

imagen usar audífonos

 

¡En cuántas ocasiones hemos escuchado decir… los audífonos no sirven, son incómodos, muy grandes, hacen mucho ruido!... lamentablemente hoy en día está muy arraigada la idea de las ayudas auditivas no nos «ayudan» en absoluto. 

 
Pero la realidad es justo lo contrario. Gracias al uso de los audífonos logramos vivir mejor, estar en contacto con la gente que nos rodea, poder oír música, la televisión, el canto de un pájaro… En definitiva conseguimos no aislarnos de la vida.

imagen de un dibujo

 

Muchas personas posponen comenzar a utilizarlos a pesar de necesitarlos, en la gran mayoría de los casos por los motivos comentados anteriormente. 
 

Esto nos lleva a plantearnos la siguiente pregunta: ¿generaría algún inconveniente posponer el uso de audífonos a pesar de necesitarlos?

 
La respuesta es sí y la razón es la siguiente: el sentido de la audición está directamente relacionado con el cerebro. Cuando una persona pierde audición, progresivamente y en conjunto también va perdiendo discriminación. Es decir se pierde la capacidad de poder descifrar palabras y entender su significado. De ahí la expresión «oigo pero no entiendo»

imagen hombre con problemas de audición

 

Gracias al uso de los audífonos conseguimos estimular continuamente el cerebro, evitando así la pérdida de discriminación.
 
¡Cuanto más tiempo estamos sin utilizar los audífonos y por lo tanto sin estimular el cerebro más discriminación perdemos! 
 
La pérdida de discriminación es irrecuperable. Una vez se ha perdido, aún con el uso del audífono no se logra recobrar. Por lo que si se está mucho tiempo sin oír, luego con los audífonos oirá pero no logrará entender.

La recomendación sería utilizar el audífono sin posponer su uso y por supuesto acudir al profesional cualificado que realice las pruebas audiológicas pertinentes.