OJOS ROJOS UN TRASTORNO CON SOLUCION

ojo rojo

Doctora tengo los ojos rojos, ¿Puedo usar vispring?

El ojo rojo es un problema muy común, multifactorial que hay que vigilar e investigar.

hiposfagma

Un ojo rojo es un trastorno común en la parte blanca del ojo, en la esclera. Consiste en la dilatación de los vasos sanguíneos ubicados entre esclera y conjuntiva, puede aparecer en uno o en los dos ojos, «normalmente» no cursa con dolor, y el paciente suele quejarse por la estética.

El ojo rojo es un problema multifactorial, puede ir desde trastornos benignos a graves.

Las posibles causas de un ojo rojo son:

  • Hipermetropias no corregidas
  • Pinguecula / Pterigium
  • Conjuntivitis
  • Hemorragia subconjuntival
  • Alergias
  • Contaminación ambiental: humo, aire seco, polvo, productos químicos, sobreexposición solar, tabaco, cloro…
  • Uso desmesurado de pantallas de visualización: ordenadores, tabletas, móviles…
  • Fatiga ocular, cansancio…
  • Uso inadecuado de lentes de contacto o reacción a los líquidos de mantenimiento.
  • Uveitis o glaucoma

¿Qué puedo hacer si tengo el ojo rojo?

  1. Primero investigar la causa. Si solucionamos el origen del problema, desaparecerán los síntomas.
  2. No usar remedios caseros ni automedicarse.
  3. Evitar usar descongestivos oculares que enmascaran los síntomas, pudiendo crear ojo rojo por rebote, alergias por sus conservantes o en los peores casos glaucoma.
  4. Acudir a un profesional de la visión: optometrista u oftalmólogo.
  5. Si eres usuario de lentillas, ¡suspéndelas!
  6. Usa lágrimas artificiales sin conservantes.
  7. Incorpora normas de higiene visual: descanso, parpadeo, palming…
  8. Usa gafas con filtro para la luz azul

Visual Center Madhu es un centro optica y audiología. Damos «Soluciones visuales». ¡Pregúntanos por tu problema!

Puerto de la Cruz. Tenerife.

https://www.visualcentermadhu.com/contacto

LAGRIMA ARTIFICIAL Y OJO SECO

ojo seco

Las irritaciones oculares son cada vez más habituales y las sufren un mayor número de personas, dejando de ser temporales a ser recurrentes durante todo el año.

La irritación produce picor, enrojecimiento (ojos rojos), sensación de cuerpo extraño. Muchas veces sentimos que nos molesta, pero no sabemos definir cuál es el motivo. Se manifiesta con los siguientes síntomas:

  • Percepción de una sensación de sobresaturación, tensión o cansancio ocular.
  • Necesidad de frotarse los ojos o parpadear frecuentemente para aliviar la molestia.
  • Cansancio e incomodidad ocular que deriva en lagrimeo leve, confusión de letras y líneas que suelen atribuir erróneamente a vista cansada o problemas de visión.

CAUSAS

Nuestros ojos se pueden irritar por distintas causas, ya sean externas o intrínsecas al ojo y hay numerosos factores que pueden dar lugar a la irritación ocular, sin importar la edad, lugar o época del año:

  • Lentillas: Abusar de ellas, usarlas más de las horas permitidas, no ser fiel a un líquido o material, dormir con ellas o una mala hidratación de las mismas.
  • El sol: Una exposición prolongada sin protección o con gafas no homologadas provoca daño en las células de los tejidos oculares.
  • Piscinas: Las personas sensibles al cloro deben usar gafas de natación, pues los químicos que se usan en las piscinas son una de las principales causas de irritación en verano.
  • Factores ambientales: Tales como el viento, la nieve o la contaminación pueden irritar nuestros ojos. Incluso los dispositivos electrónicos: pasar muchas horas ante el ordenador, tablets, móviles…Hay que cuidarlos usando la protección adecuada para cada deporte o actividad.
  • Alergias: Las alergias ante algunos agentes provocan la producción de histamina como protección natural, pero también provoca molestias en los ojos.
  • Virus, bacterias u hongos: Pueden causar enfermedades o infecciones como conjuntivitis, úlceras corneales, blefaritis, orzuelos…
  • Cirugía ocular o medicamentos: Las personas que están en tratamiento con corticoides, antihistamínicos, anticonceptivos pueden tener una lágrima alterada. Y las personas operadas de cirugía refractiva también sufren de sequedad ocular y halos alrededor de las luces.
  • Otras causas: El cansancio, el exceso de alcohol o de trabajo, la falta de sueño… pueden provocar que nuestros ojos se irriten. En estos casos dormir 7-8h y una dieta equilibrada suele ser la solución.

¿QUE LAGRIMA ARTIFICIAL USAR?

Buscaremos una lágrima que sea lo más biocompatible con nuestra fisiología corneal. A ser posible monodosis. Sin conservantes. Ni cloruro de benzalconio ni timerosal ni fosfatos.

Las lágrimas artificiales alivian los síntomas de la irritación ocular, pueden ser usadas por cualquier usuario, con y sin lentillas.

ADMINISTRACION

La mayoría de los envases se mantienen estéril 90 días tras la apertura y se pueden usar tantas veces como uno quiera. Recordemos que en el saco conjuntival entra una gota, administrar más gotas en una toma, es simplemente un derroche ya que se va a desbordar.

Hay lágrimas con propiedades:

  • Antiinflamatorias
  • Calmantes
  • Protección ocular.

Hay que buscar la lágrima que mejor nos siente y que elimine nuestros síntomas.

La sequedad ocular es un cuadro muy molesto, pero en la mayoría de los casos no implica ninguna enfermedad importante.

En cualquier caso, si persiste, hay que evitar entrar en el círculo de frotarse los ojos y se recomienda acudir al oftalmólogo si la irritación persiste para averiguar su causa y recibir un tratamiento adecuado.

No obstante, en la mayoría de los casos, la irritación puede prevenirse con una adecuada higiene y cuidado de los ojos con productos recomendados por los profesionales de la salud.

PREGUNTANOS

Visual Center Madhu. Optica y audiologia. Soluciones visuales. Puerto de la Cruz. Tenerife.

http://www.visualcentermadhu.com/contacto

DIABETES Y AZUCAR

imagen azúcar

Cuando tienes diabetes y no te cuidas, pueden surgir complicaciones en tus nervios, tus riñones y también tus ojos, al punto de que te puede causar ceguera. Aquí te contamos de qué se tratan las complicaciones en tus ojos.

El tener diabetes te cambia la vida. Desde el momento en que te dicen que sufres de esta condición debes empezar a actuar para mantenerla controlada. Si los niveles de glucosa en tu sangre se suben demasiado pueden causar daños severos e irreversibles en varios de tus órganos, incluyendo tus ojos.

Los niveles elevados de glucosa afectan tu sistema cardiovascular a dos niveles: microvascular (pequeños) y macrovascular (grandes) , dependiendo del tamaño de los vasos sanguíneos que afectan. En el caso de los ojos, es, por obvias razones, un daño microvascular. Después de los riñones, los ojos son los que más sufren los daños de una diabetes descontrolada.

Las cataratas, el glaucoma y la retinopatía que pueden resultar en ceguera no son condiciones exclusivas de los diabéticos, pero sí aumenta el riesgo de desarrollarlas cuando se tiene diabetes.
Para que se entienda lo que sucede te vamos a explicar de qué se tratan estas condiciones.

CATARATA: Si alguna vez has visitado las cataratas del Niágara o de Iguazú, entenderás por qué se le llama cataratas a esta enfermedad: se siente que sobre tus ojos cae una gran nube de vapor que no los deja ver claramente. Las cataratas ocurren porque el cristalino o lente del ojo, se “nubla”. El cristalino está compuesto por agua y proteínas. Cuando se acumulan las proteínas, forman grumos, los cuales forman una especie de película gris o blanquecina que cubren el cristalino y obstruyen el paso de la luz. Las cataratas pueden causar ceguera.

GLAUCOMA: «La enfermedad silenciosa». Dos terceras partes de los casos de glaucoma en Estados Unidos se deben a la diabetes tipo 2. El glaucoma es también la causa principal de ceguera en este país. El glaucoma es la presión elevada en el ojo, que eventualmente causa lesiones en el nervio óptico y produce la pérdida de visión en uno o ambos ojos.

RETINOPATIA: La causa de esta condición es el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan a la retina en el fondo del ojo. Cuando los vasos sanguíneos están debilitados es posible que se escape líquido o sangre de ellos y se formen ramas frágiles en forma de cepillo que pueden agrandarse en ciertos lugares. Cuando la sangre o el líquido se salen, forman un tejido fibroso que hace que la imagen que se envía al cerebro sea borrosa.
Las personas que han padecido de diabetes (ya sea tipo 1 o tipo 2) por más de 10 años, corren un gran riesgo de desarrollar retinopatía diabética. La presión arterial alta y los niveles de azúcar elevados en la sangre contribuyen a esto. Eventualmente, la retinopatía puede causar el desprendimiento de la retina, y por consiguiente, la ceguera. Sin embargo, es importante que sepas que en ocasiones, estas enfermedades se desarrollan y avanzan silenciosamente.

Por eso es importante que si padeces de diabetes, te examines los ojos regularmente con un especialista. Esto podría salvar tus ojos y tu vista.

Madhu Khatnani/Marcelo García

BLEFARITIS

imagen blefaritis

La blefaritis es la inflamación del borde de los párpados, esto provoca que se enrojezcan (párpados rojos) y se hinchen. La blefaritis es una afección bastante común, que representa un estimado de 1 en cada 20 consultas realizadas por problemas en los ojos. Es más común en personas mayores de 50 años, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Los SÍNTOMAS de la blefaritis pueden incluir:
•Ardor, dolor o picazón en los ojos
•Pestañas crujientes
•Picazón en los párpados, párpados rojos y dolorosos
•Párpados que se pegan juntos y que son difíciles de abrir cuando se despierta
•Pestañas que se convierten en costras o que son grasosas
•Una sensación arenosa en los ojos
•Aumento de la sensibilidad a la luz (fotofobia)
•Crecimiento anormal de las pestañas
•Pérdida de las pestañas
•Márgenes de los párpados hinchados (los bordes de los párpados).  

CAUSAS 
La blefaritis puede ser causada por una infección bacteriana, o puede ser una complicación de una enfermedad de la piel como por ejemplo:
•Dermatitis seborreica, lo que provoca una erupción con picor en la piel y el cuero cabelludo (a la dermatitis seborreica del cuero cabelludo se le llama caspa)
•Rosácea, una enfermedad que hace que el rostro luzca de color rojo y con manchas.

La blefaritis no es contagiosa, por lo que no puede adquirirla de otra persona.

Si bien es considerada una patología, a nosotros como Optometristas, nos interesa mucho, ya que a menudo está o puede estar asociado a un vicio de refracción como la HIPERMETROPIA, el ASTIGMATISMO e incluso la MIOPIA, que no han sido diagnosticados

Entonces si se observa a una persona con estas características, no podemos obviar hacer también una valoración de su agudeza visual, anamnesis y refracción optométrica, ya que si se elimina la causa, desaparecerá el problema.

Madhu Khatnani/ Marcelo García.