¿Hay que usar gafas de sol en otoño?

sol

En verano vamos a la playa, y en invierno vamos a la montaña. En verano practicamos en el agua nuestro deporte favorito, y en invierno hacemos senderismo, excursiones, picnics…

sol

No podemos olvidarnos de proteger nuestros ojos en todas las épocas del año. Aunque aparentemente no sea un día soleado, y no andemos con los ojos regañados, no significa que no hay radiación.

A más altura más radiación. La radiación UV  es más intensa en la montaña que en la playa. Cuanto mayor es la altitud, menor es la atenuación que la atmósfera ejerce sobre los rayos del sol, de ahí que sea más intensa. Cada 300 metros de altitud, la intensidad de la radiación aumenta un 5%, por lo que por poco que subamos, estaremos más expuestos a los efectos nocivos del sol que a nivel del mar.

Las gafas que usemos han de ser compradas en establecimientos sanitarios homologados y cumplir los estándares de calidad.

Un día de disfrute puede dejar de serlo, si no nos protegemos adecuadamente de la radiación UV, exponernos sin consciencia nos puede traer graves consecuencias: acelerar la aparición de distintos tipos de cataratas, DMAE, conjuntivitis, fotofobia, queratoconjuntivitis, úlceras crónicas.

También hay que saber que existen gafas de sol para cada deporte y situación. No podemos usar una gafa de categoría 2 de moda, en un día de nieve para esquiar.

Las horas del día en la que estamos expuestos también son importantes, una hora del mediodía donde el sol es más dañino basta para que se produzca una quemadura ocular, conocida como fotoqueratitis.

Para protegernos de las radiación ultravioletas nuestras gafas de sol deberán llevar un filtro con el 100% de absorción de esta dañina radiación. Si sólo usamos filtros limitando la luz que llega al ojo, nuestras pupilas se dilatan y permiten el paso de los rayos UV.

RADIACION ULTRAVIOLETA Y VISION

¡Pregúntanos qué filtro elegir según el deporte que practicas!

Visual Center Madhu. Optica y audiología. «Soluciones visuales»

VISION ESPACIAL

FIGURA 3D

Una de las habilidades del sistema visual, es la visión espacial.

La visión espacial, es la capacidad que tiene la persona de hacer construcciones mentales de formas, imaginarse lugares, espacios, también es la capacidad de planear una estrategia , un movimiento..

La visión espacial, también es una función que si está bien desarrollada, permite manejarse con gran destreza por el espacio, coordinando el cuerpo con la visión, por ejemplo en  un buen deportista de tenis o futbol, la visión espacial juega un papel decisivo.

Pensemos un momento en lo siguiente: el jugador de tenis, ve a su oponente más allá de la red , que divide el campo de juego en dos partes iguales. Una vez que la pelota sale de  la raqueta del oponente, el jugador fijará con su visión central y seguirá el movimiento de la pelota, al mismo tiempo está percibiendo todo lo que ocurre a nivel periférico, como por ejemplo, la pista de tenis, al jugador que tiene enfrente etc..

Todo esto ocurre de forma simultánea, además con toda esa información que entra a través de ojo, es procesada en una fracción de segundo, por el cerebro visual, que dará rápidas órdenes de ejecución pronta: por ejemplo, correr hacia la derecha dos metros, levantar el brazo derecho, perfilar el cuerpo, adelantar la pierna izquierda, mantener el equilibrio etc.

FIGURAS PERSPECTIVAS

EXISTEN OTROS FACTORES

No podemos olvidar, que a pesar de querer simplificar el proceso para entenderse, hay otros factores que intervienen,  como por el ejemplo la audición, el sistema vestibular, el cerebelo en el equilibrio, las vías visuales magnocelulares.  Procesos mentales del subconsciente, también están funcionando a pleno, pues sería imposible hacer todo esto de forma consciente, no olvidemos que la mente subconsciente es algo muy  poderoso y vasto, donde entre otras cosas, están todos los aprendizajes que ya hemos adquirido.

Un ejemplo de esto último, es el habla, cuando hablamos de forma rápida y fluida , es la mente subconsciente, la que está actuando, la consciente solo da la orden y la idea, pero ese fluir es típico de la parte no consciente,  que se caracteriza por ser muy veloz.

Volviendo a la visión espacial, también podemos agregar que nos simplifica la interpretación de mapas, y de señales, también saltar obstáculos, mantenerlos en un espacio determinado, sin salirnos, es decir gobernar nuestro cuerpo en el espacio circundante.

Otra cosa que realizamos gracias a la VISION ESPACIAL, es calcular espacios, distancias, también apoyado en la estereopsis.

Nosotros en Visual Center Madhu, Optica en el Puerto de la Cruz (Tenerife) en nuestros exámenes integrales de la visión, valoramos con una series de test , ésta facultad.

Personas con gran visión espacial, por ejemplo cuando leen, van formando imágenes mentales, también recuerdan con precisión el lugar de la página del libro, donde estaba un determinado dato, pueden dibujar porque retienen de forma casi fotográfica una imagen antes vista. Explicar o entender una ubicación, cuando estamos en la calle, es típico de una buena VISIÓN ESPACIAL.

La memoria visual, es también necesaria, casi como un “pegamento” que cohesiona todo la sensación visual espacial.

Posiblemente muchos de vosostros, han escuchado el término “inteligencia espacial”, y realmente es una de las inteligencias que  posee el ser humano, y como dijimos antes es una función cerebral /visual, que no solo puede estimarse y calcularse, si no además entrenarse , para ser mejorada.

Estudios en los que hemos participado, nos han demostrado claramente que en los destacados deportistas está muy presente y podríamos decir “ afina esta función.

El hemisferio cerebral derecho, es el visual espacial, y según estudios los hombres se manejan mejor que las mujeres en el mundo espacial.

Los invitamos a valorar su visión espacial, en nuestro centro, si practicas algún deporte o quieres sentirte mucho más seguro  en tus desplazamientos,  entender con eficacia un gráfico o mapa, también puedes conseguirlo mediante entrenamiento.

VISION DEPORTIVA TENERIFE

Marcelo García/ Madhu Khatnani.

Visual Center Madhu.

Opticos- Optometristas Comportamentales.

http://www.visualcentermadhu.com/contacto

VER EN 3-D

imagen estereograma
imagen de estereograma
Estereograma

PERCEPCIÓN DEL ESPACIO. LA PROFUNDIDAD Y EL TAMAÑO. Un hecho que siempre ha llamado la atención de los investigadores es cómo la información que se proyecta en la retina, en dos dimensiones, se reconstruye nuevamente en el cerebro en tres dimensiones.

Las posibles respuestas las encontramos en el análisis de cómo llega y cómo se procesa la información a nivel retiniano, lo que denominamos análisis de las claves de percepción y profundidad. Las experiencias visuales que tenemos con el paso del tiempo, son un punto fundamental para entender las claves de profundidad, el cómo las vamos aprendiendo. Cuando vemos un objeto tapado parcialmente por otro, sabemos que ese objeto está detrás, es la “clave de oclusión” y lo sabemos, básicamente porque lo hemos aprendido con experiencias anteriores. Se definen tres tipos de claves de profundidad, oculomotrices, monoculares y binoculares. CLAVES OCULOMOTRICES. Son claves basadas en dos aspectos fundamentales, nuestra capacidad de detectar la posición de los objetos y la tensión de los músculos oculares en el momento de la percepción. Los dos puntos de información fundamentales son la convergencia y la acomodación, que nos orientan sobre la proximidad o lejanía de los objetos respecto a nosotros, tanto de tipo pasivo como dinámico. CLAVES MONOCULARES. Son claves que pueden apreciarse incluso con un solo ojo. Las más importantes son las claves pictóricas, oclusión, altura relativa, sombras proyectadas, tamaño relativo, tamaño familiar, perspectiva atmosférica (los objetos distantes son menos nítidos porque las partículas del aire los difuminan), perspectiva lineal y gradiente de textura. Dentro de las calves monoculares hay otras relacionadas con el movimiento, destacando el paralaje y la eliminación, y el acrecentamiento. En el paralaje vemos que los objetos más cercanos pasan más rápidos mientras que los lejanos parecen desplazarse más lentamente. Esto lo vemos en la vida real en situaciones como la de mirar por la ventanilla de un coche o del tren. CLAVES BINOCULARES

En las claves binoculares, la percepción de profundidad depende de ambos ojos. La convergencia de los ojos también entra en las claves binoculares, el ángulo de convergencia especifica la profundidad. El elemento más importante en la clave binocular es la disparidad de imágenes que se generan en ambos ojos, debido a que los ojos están separados 6 cm, y por lo tanto ven el mundo desde posiciones distintas. En la práctica lo podemos comprobar colocando el dedo índice de la mano delante nuestro, a unos 40 cm, y si ahora vamos cerrando uno ojo y luego el otro, de forma alternativa, tenemos la sensación de que el dedo se mueve, se desplaza horizontalmente. El fenómeno se explica porque cada ojo tiene un ángulo de visión diferente respecto al dedo y se proyecta en posiciones diferentes en la retina.

La percepción de profundidad se produce en dos etapas, primero las disparidad binocular, es decir, la diferencia entre las imágenes de los dos ojos, a partir de la cual, esta diferencia se trasforma en la percepción de la profundidad o ESTEREOPSIS. Los estereoscopios permiten observar la visión en relieve al descomponer la escena en señales diferentes para cada ojo, mediante filtros de colores o con polarización. El cerebro hace lo mismo mediante la génesis de imágenes ligeramente diferentes en cada ojo, generada por el ángulo de visión diferente que sostiene cada ojo. Recordemos que en el mapa retiniano, cada punto de la escena se proyecta en un punto de la retina que se corresponde con el mismo punto de proyección en la retina del otro ojo (correspondencia retiniana), sin embargo, estos puntos no coinciden exactamente, hay una ligera disparidad de posiciones debido a la separación de los ojos, a los ángulos que forman la retina de cada ojo y el objeto, esto es lo que nos hace ver en profundidad, en relieve, sin llegar a percibir doble imagen. Cuando los objetos están próximos o muy lejanos, la disparidad de los puntos retinianos de proyección de los objetos, están separados por distancias que superan a la capacidad de unificación del cerebro, es decir ya no se perciben como un objeto sino que vemos dos, se produce visión doble, no cruzada para los objetos lejanos y cruzada para los cercanos. La línea en la que la disparidad retiniana es mínima se conoce como horóptero y el área en la que no se produce visión doble, se denomina área de Panum.

Es importante saber, que contamos con numerosos dispositivos para medirla clínicamente, y tiene especial relevancia en la vida cotidiana, pero sobre todo en deportes con pelota.

Madhu Khatnani/Marcelo Garcia. Visual Center Madhu.