VIAS DEL APARATO VISUAL

imagen vias aparato visual

El aparato visual es un órgano complejo, cuya misión fundamental es la recepción de los objetos del espacio, su análisis e interpretación. Se realiza mediante un sistema sensorial constituido por un conjunto de células y fibras nerviosas (VÍA ÓPTICA). Para ello necesita colaboraión y ayuda de un SISTEMA MOTOR (VÍA OCULOMOTORA), que puede orientar los ojos hacia el objeto en un perfecto estado de equilibrio, independientemente de la distancia a que se encuentre (SISTEMA AUTÓNOMO) e incluso en cualquier situación que esté el cuerpo y la cabeza (SISTEMA SENSITIVO). Todos estos sistemas están en íntima relación para conseguir su fín.
Lo que hoy sobretodo nos interesa es hablar de las células ganglionares, ya que tienen capacidad para codificar de modo selectivo el mesaje recibido y poderlo trasmitir a través de la vía óptica, de forma separada. Ello es posible gracias a la existencia de tres tipos de células ganglionares: las células X, Y Y W.

Las células X, son las encargadas de interpretar la discriminación espacial, con toda la responsabilidad en matización de detalles y agudeza visual. Se encuentran en el área central. Desde la retina central, a través de la vía parvocelular, por medio de una conducción lenta, llega al cuerpo geniculado y luego va a la corteza. Por esta vía , se transmite la información referente a discriminación de la agudeza, forma, tamaño, color, fusión central y estereopsis.

Las células Y son las encargadas de detectar e interpretar el movimiento. Se encuentran en la periferia retiniana. Mediante una conducción rápida, y a través de la vía magnocelular se trasmite el movimiento, el reflejo de fusión motora, el seguimiento, la localización espacial y las vergencias.

Por último, las células W se hallan especializadas en el mantenimiento de la fijación y el movimiento de seguimiento lento. através de una conducción lenta, su proyección superior se realiza sobre el colículo superior (tubérculo cuadrigémino anterior) situado en el techo del encéfalo. En algunos pacientes observamos falta de armonía entre las dos principales vías, magno y parvocelular, y el tamaño de la pupila también nos da una noción de si hay o no equilibrio. Recordemos que si el paciente está en un estado «más parvo » sus pupilas serán pequeñas ,su visión más focal. Y en estado «magnocelular» , las pupilas permanecerán más dilatadas, y le costará centrarse en lo focal. Hoy en día, contamos con fototerapia optométrica «Syntonic», que sirve sobretodo para equilibrar los sistemas parvo y magno y simpático y parasimpático.

Optometristas integrales
Madhu Khatnani/Marcelo García