VISION DOBLE

mano desdoblada

La VISION DOBLE lejana, es mucho más frecuente de lo que se cree. Quien lo padece, puede no ser conciente de que realmente está viendo doble, lo que percibe es  una forma “ rara” de ver, incluso puede manifestar mareos y vértigos.

La visión doble a diferencia de lo que la gente cree, en sus estadíos iniciales es difícil de detectar, porque el paciente no sabe explicar lo que le pasa, y no ve claramente dos personas / dos manos…  bien separadas, las ve, con una sombra, con un desdoblamiento, con el contorno no bien definido.

vision doble

Otro síntoma característico de la diplopía (Visión doble), es la falta de seguridad espacial, que se traduce en problemas en los desplazamientos, ya sea caminar, montar en bicicleta e incluso (esto es aún más peligroso) conducir cualquier tipo de vehículo.

Las causas de la visión doble pueden ser diversas, pero básica mente, se debe a un desalineamiento de los ejes visuales.

El sistema visual sano y funcional, trabaja de forma tal que si bien llegan dos imágenes a las áreas visuales del neocortex,  éste nos regala una sensación visual única, estable y tridimensional. Todo este proceso se inicia en el primer año de vida y nos prepara para la aventura de la bipedestación, dándonos seguridad y estabilidad en el espacio que nos rodea.

El desarrollo del equilibrio, también vinculado al sistema vestibular, se apoya con todas las garantías en el sistema visual, y así meses tras meses, años tras años, se va contruyendo un esquema inseparable de integración sensorial, con gran apoyo de la visión, que nos permite ejecutar muchísimas tareas en el día a día, leer, caminar, correr, escribir, hacer deportes, conducir, bailar, pintar, limpiar, cocinar, jugar etc.

Por todo esto, es comprensible que el sufrimiento que produce la visión doble, es grandísimo, no es solo una disfunción  del sistema visual, es mucho más que eso.

Las causas que pueden producir VISION DOBLE son las siguientes: problemas vasculares con afectación de un par craneal, por ejemplo :

. parálisis del VI par , que  inerva al recto lateral, ocasionando una diplopía homónima por endotropía del mismo lado, en este caso la visión doble afectara más el lado de la desviación, pudiendo compensar el problema girando la cabeza, por supuesto todo esto es muy incómodo.

.Paralisis del III  par: afecta a varios míusculos extraoculares, incluso al elevador del párpado superior, aquí se puede dar una endotropía , asociado a ptosis y problemas pupilares.

.Endoforia descompensada:  una foria es un estrabismo en estado latente, y puede hacerse permanente ,con la aparición de visión doble.

.Hipermetropía media , o media alta no corregida: Un defecto como la hipermetropía al no ser corregido, puede dar lugar a un desequilibrio oculo motor importante.

.Cirugia de cataratas: primero aclaramos lo siguiente: la cirugía de catarata NO produce visión doble, sus beneficios son inmensos, pero ocurre muchas veces lo siguiente: muchos pacientes se operan luego de años de ver mal, borroso en uno o en los dos ojos, y al operarse y recuperar agudeza visual, campo de visión, sensibilidad a los contrastes etc, no logran asimilar el nuevo estado y su sistema se desequilibra, con sus consecuencias.

Podemos enumerar más causas, como por  ejemplo los traumatismos craneoencefálicos, los accidentes cerebro vasculares (ICTUS), etc.

Lo importante es saber que hay especialistas que mejoran notablemente la calidad de vida de estas personas, y nosotros los optometristas comportamentales ,somos uno de ellos, quizás los más importantes.

DIPLOPIA O VISIÓN DOBLE.

Lo primero que ofrecemos es una consulta para investigar a fondo el caso, y luego dar soluciones concretas a la visión doble.

Optica Visual Center Madhu. Puerto de la Cruz. Tenerife

http://www.visualcentermadhu.com/contacto

Marcelo García / Madhu Khatnani.

Opticos optometristas comportamentales.

¿SIRVE TAPAR UN OJO?

imagen niña con parche en el ojo

Existen diferentes formas de tratar la ambliopía. El tratamiento clásico es el uso del parche, pero en muchas ocasiones, desde nuestra filosofía no es el procedimiento más adecuado.

Nosotros, Optometristas Comportamentales, tratamos la ambliopía como un problema de aprendizaje de un ojo frente a otro. Y por tanto el problema no es que un ojo tenga menos visión, si no que ambos ojos no saben trabajar juntos, y de ahí que un ojo se quede atrás. Por lo general, desde nuestra disciplina de trabajo no hay que tapar ninguno de los ojos; Al ocluir un ojo, generalmente el bueno, estamos haciendo una serie de cambios en el mundo del niño que difícilmente la va a beneficiar. En primer lugar porque no ve bien. Un niño no puede entender porqué le tapan su ojo bueno, y lo dejan viendo muy poquito. Hay veces que la agudeza visual es tan reducida, y las oclusiones tan prolongadas que dejan a algunos pacientes por la calle viendo un 15 o 20%. Por otro lado, psicológicamente, además de los problemas visuales y de los espaciales, encontramos los de autoestima y la relación con el resto de niños, que en ocasiones se ríen de ellos, lo que nos conduce a resultados nefastos, o directamente a no seguir las indicaciones terapéuticas. Cuando un niño se enfrenta a vivir con parche, están interesados en poder ver, haciendo un esfuerzo tan grande, que pierden mucha información esencial, puesto que todas las habilidades visuales y perceptuales se encuentran mermadas de esa forma. En ocasiones, tienen que poner toda su atención en su visión, por lo que no procesan de manera adecuada la información, y la vía auditiva también puede verse afectada, ya que toda su atención se encuentra puesta en la ruta visual, dejando el procesamiento de la información auditiva a un lado, teniendo así mayor predisposición a padecer dificultades en el aprendizaje.

La mejor solución a éste tipo de problema, pasa por la Terapia Visual Neurocognitiva. Se puede tratar un ojo vago a cualquier edad, tanto en niños como en la edad adulta, puesto que la plasticidad cerebral permite que podamos establecer nuevas conexiones neurológicas durante toda la vida. A través de un tratamiento de Terapia visual individualizada, se puede enseñar al ojo amblíope a trabajar e igualar las habilidades a las del otro ojo, haciendo que ambos trabajen, y lo hagan a la vez, restableciendo de éste modo la visión binocular.

En nuestro centro entendemos el problema del ojo vago como un problema binocular, de ahí nuestro enfoque y éxito persistente de la terapia.

Marcelo García/Madhú Khatnani.