¿LE PONGO GAFAS A MI HIJO?

¿LE PONGO GAFAS A MI HIJO?

gafas niño

Eres padre, acabas de salir de la consulta, y te han dicho que tu hijo necesita gafas. Aún no lo asimilas, estás extrañado, ¡cómo no lo habías notado antes!. Y te surgen las siguientes dudas:

  1. Tal vez el óptico /oftalmólogo están equivocados. Para quedarte más tranquilo pide una 2ª opinión.
  2. ¡Mi hijo no se queja de nada! No todos los defectos refractivos deben notarse. Los niños cuando nacen ven, pero no entienden lo que ven, ellos no saben lo que es ver bien.
    1. En el caso de que sea miope: le costará ver las matrículas, la pizarra, los letreros, la TV, tenderá a entrecerrar los ojos.
    2. Si es hipermétrope: le costará hacer tareas de cerca, leer, escribir, unir puntos, tendrá los ojos rojos y acuosos.
    3. Si tiene astigmatismo: picor ocular, parpadeo frecuente, mala visión…
    4. ojo vago: torpeza, mal cálculo de distancias, malo en los deportes…
    5. estrabismo: la mayoría de las veces es evidente
    6. Defectos refractivos combinados de baja cuantía pasan desapercibidos sin sintomatología.

La agudeza visual que debe tener un niño no es la misma que la que debe tener un adulto, por eso el profesional hará pruebas específicas y finalmente valorará si es necesario prescribir o no. Tenemos que partir de las siguientes premisas:

  1. Los niños nacen hipermétropes. Tener hipermetropía hasta los 8 años es totalmente normal y fisiológico. Obviamente depende de la magnitud. Hoy en día, incluso tener hipermetropías fisiológicas a la edad de 8-9 años suele causar sintomatología, porque hoy en día hay más: tareas, móviles, lectura, videojuegos, tablets… Hay que valorar cada caso de forma individual.
  2. Padres miopes, niños miopes. La genética nos persigue.
  3. A los niños les varía la graduación muy rápido. Las revisiones deben ser frecuentes. Cada 6 meses.

CONSEJOS PARA LOS PADRES

  • Como padre, busca el profesional que esté especializado en niños, que empatice con ellos, que no sea una consulta de 3h, y 2h te las pases en la salita de espera y el resto con el niño llorando porque le han dilatado las pupilas. ¡Eso no es un examen!
  • Observa a tu hijo, las posturas que adopta, los gestos que hace, conviértete en un detective.
  • Si crees que desvía un ojito a veces, prueba a sacarle fotos de imprevisto.
  • Cualquier signo o síntoma puede ser revelador. Presta atención si el niño se queja de algo o la maestra hace algún comentario sobre la letra o la atención.

FINALMENTE TE HAS DECIDIDO PONERLE GAFAS A TU HIJO

  • No es el fin del mundo. Es un defecto refractivo, no una enfermedad. Eres su padre, no su enemigo. Estás haciéndolo por su bien.
  • Evita infundirle la aversión que tengas por las gafas.
  • La graduación puede fluctuar, es posible que el OPTOMETRISTA haya decidido no prescribir la totalidad, para favorecer la adaptación. No te olvides de los controles.

FINALMENTE HAS DECIDIDO NO PONERLE GAFAS

  • Es tu hijo, y tú decides. Pero no eres un profesional cualificado que sepa del tema, por mucho que hayas leído en foros.
  • Pide una 2ª y hasta una 3ª opinión. Arriesga 6 meses. Pero si es algo evidente, y varios profesionales coinciden déjate asesorar.
  • Si no te gustan las gafas, piensa en la posibilidad de lentillas.

UNA DISMINUCION EN LA AGUDEZA VISUAL PUEDE PROVOCAR LA ALTERACION EN EL DESARRROLLO DE HABILIDADES MOTORAS FINAS, AFECTANDO A LA INTEGRACION DEL NIÑO Y EL AMBIENTE.

Visual Center Madhu, es un centro de optometría comportamental, especializado en optometría clínica avanzada y terapia visual. Trabajamos con niños y adultos. Estamos en el Puerto de la Cruz. Tenerife.

http://www.visualcentermadhu.com/contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *