GAFAS PARA ECLIPSE

El eclipse es un fenómeno en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro. Existen eclipses de Sol y de Luna

– Es un fenómeno natural que ocurre con poca frecuencia, de ahí que despierte el interés por verlo.

– Ya de por sí, observar el Sol conlleva una serie de riesgos porque la radiación UV que emite no sólo es perjudicial para nuestra piel si no que además puede causar daños irreversibles en la retina.

No debemos observar el Sol:
– Directamente. 
– Con gafas de sol
– Instrumento
– Radiografías
– Filtro solar

Los niños, las personas con problemas oculares y quienes hay consumido alcohol y drogas corren un alto riesgo por la dilatación de las pupilas y la pérdida de control.

– Para ver un eclipse acude a un establecimiento sanitario y compre unas gafas con un filtro homologado por la Comunidad Europea para la observación solar.

– Normalmente son unas gafas de cartón desechables con un índice de opacidad de 5 o mayor. Deben se utilizadas siguiendo al pie de la letras las instrucciones para su uso adecuado.

TRUCO

– Observar la imagen proyectada sobre una pared a la sombra con la ayuda de un espejo plano cubierto enteramente con un papel al que se le ha recortado un agujero de menos de 1cm de diámetro.
NO OBSERVAR LA IMAGEN DEL SOL EN EL ESPEJO. OBSERVAR LA PROYECTADA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *