HABILIDADES VISUALES

Casi todos los seres humanos nacen con una vista potencialmente buena. Sin embargo, la visión, que es la habilidad de identificar, interpretar y comprender lo que se ve, es fruto del APRENDIZAJE y se desarrolla desde el nacimiento.

Cuando el niño aprende a andar sigue un proceso que comienza por arrastrarse, gatear, ponerse de pie, andar con ayuda, y finalmente andar sin ayuda. En el desarrollo de la visión se produce un proceso parecido, pasando desde el control motor grueso al fino.

Cada habilidad visual se desarrolla sobre la base de la anterior, paso a paso, conforme crecemos. Sin embargo, muchas personas se saltan un paso de este proceso, o no lo completan bien, o comienzan a realizar tareas del colegio u otras tareas que requieren demanda visual antes de tener una buena base de las habilidades visuales fundamentales.

Las habilidades visuales que se pueden desarrollar y mejorar con la terapia visual son:

Seguimientos: La habilidad de seguir con ambos ojos la trayectoria de un objeto en movimiento de manera suave y precisa, como cuando se sigue el movimiento de una pelota en el aire o el movimiento de un vehículo entre el tráfico.


Fijaciones: La habilidad de localizar y examinar con ambos ojos una serie de objetos estáticos, de forma rápida y precisa, uno tras otro, como cuando nos movemos de una palabra a otra al leer.

Cambios de enfoque: la habilidad de cambiar la mirada rápidamente de lejos a cerca o viceversa, sin que se produzca una borrosidad momentánea, cómo al pasar de la pizarra al libro o del salpicadero a los coches en la calle.

Visión periférica: la habilidad e interpretar lo que sucede a nuestro alrededor mientras atendemos a una tarea visual central específica: la habilidad de usar la información visual que percibimos de una zona amplia a nuestro alrededor.

Binocularidad: La habilidad de usar ambos ojos a la vez, de forma suave, simultánea y precisa.

Mantener la atención: la habilidad de mantenerse realizando una actividad o habilidad particular con facilidad y sin interferir con la realización de otras actividades.

 

Agudeza visual de cerca: la habilidad de ver con nitidez, examinar, identificar y entender los objetos que estén a distancias cortas, inferiores a la longitud del brazo.

Agudeza visual de lejos: la habilidad de ver nítido, examinar, identificar y entender los objetos que se encuentren lejos. Aunque se tenga una agudeza visual del 100% se puede tener problemas visuales.

Visualización: La habilidad de formar imágenes mentales, retenerlas o guardarlas para volverlas a visualizar, o para integrarlas en la creación de imágenes mentales nuevas.

En OPTICA VISUAL CENTER MADHU, trabajan OPTOMETRISTAS COMPORTAMENTALES, prácticamente los únicos en la isla de TENERIFE que estudian todas estas habilidades.

Contacta:

Visual center Madhu
Optometrista comportamental tenerife
c/ aceviño 4. Local c-6. Bajo Apto. masaru. La Paz. Puerto de la cruz
www.visualcentermadhu.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *