LIBRO ESTRABISMO Y OJO VAGO

El ojo vago o AMBLIOPIA (nombre técnico) generalmente es una disfunción, y solo en pocos casos es una patología (debido a una enfermedad), provocada generalmente por graduaciones diferentes de un ojo a otro que no han sido compensadas tempranamente, y / o estrabismos. Cuando se piensa en ojo vago, se piensa en un ojo que ve mal, aunque le pongan gafas, y realmente es así, pero eso es sólo la punta del iceberg del problema visual.

Quién hace que veamos es nuestro cerebro, aunque indudablemente la luz tiene que entrar por nuestros ojos, y en la mayoría de las ocasiones, el ojo está sano, y el cerebro también, pero la función visual no funciona bien. La falta de agudeza visual es sólo una de las habilidades visuales que se han visto afectadas, pero hay muchas otras como:
– La localización espacial
– La oculomotricidad.
– El enfoque.
– La binocularidad.
– La sensibilidad al contraste etc., que también están funcionado deficitariamente , y no sólo en un ojo, sino en los dos, porque una ambliopía no es un problema de un solo ojo, sino un problema binocular ( de los dos ojos) donde uno de ellos se encuentra más mermada la agudeza visual, generalmente por la supremacía del otro, es decir que entre ellos compiten, en vez de trabajar cooperando, y al final el más débil sale perdiendo, como suele ocurrir en casi todo.

Quiero resaltar, que existen numerosos artículos que hacen referencia a investigaciones y cada vez van saliendo más, donde se habla de que jugar con videojuegos, con ese ojo, la agudeza visual avanza, es decir, al hacer ciertos ejercicios la agudeza mejora, lo cual es cierto. Aunque, por otro lado, en algunos de esos artículos, no en todos, pero sí en muchos de ellos, vuelven hacer hincapié en la importancia de tratar este problema antes de los 7-8 años porque si no es tarde para tratarlo, algo completamente FALSO. La ciencia ha demostrado en estos últimos 20 años que no hay ni un ápice de duda sobre la PLASTICIDAD CEREBRAL, y que el cerebro en muchas áreas, como la VISION, se puede tratar y recuperar, a las pruebas me remito de la historia maravillosa que contamos sobre el Dr Fernando M., que después de un ictus cerebral y de quedarse ciego completamente, volvió a ver haciendo unas nuevas conexiones neuronales .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *