¿Qué filtro usar si tengo DMAE?

Las principales causas de ceguera en el mundo por orden son:

  1. Las cataratas
  2. El glaucoma
  3. DMAE
  4. Opacidades corneales
  5. La retinopatía diabética
  6. El tracoma y las afecciones oculares infantiles.

La DMAE es la tercera causa de ceguera en el mundo.

Afecta a mayores de 50 años. La enfermedad causa lesiones en la porción central de la retina, llamada mácula. La que es responsable de la visión central necesaria para leer, conducir, reconocer caras, o ver la TV.

La DMAE puede ser:

  • Seca: menos mala, con una evolución lenta.
  • Húmeda: caracterizada por la proliferación de vasos debajo de la mácula, que pueden romper y comprometer la AV en cuestión de días o semanas.

No cursa con dolor, pero si se puede reconocer por otros síntomas:

  1. Las líneas rectas pueden aparecer onduladas o entrecortadas.
  2. Mal cálculo de distancias
  3. Disminución de agudeza visual.
  4. Visión central borrosa y periférica conservada.
  5. Problemas para adaptarse a los cambios de luz.

Los pacientes con DMAE sufren una disminución del campo visual central, con la consiguiente pérdida de calidad de vida. A medida que avanza la patología, ésta puede provocar una incapacidad al paciente afectado por la misma, llegando a tener baja visión o incluso ceguera legal.

Recordemos que según la Organización Mundial de la Salud, define a un paciente de BAJA VISION aquel que tiene una AV <0.3 y mayor de 0.05 o un campo visual < de 20º.

La CEGUERA LEGAL en España es para AV<0.1 y campos de visión menores de 10º.

Al mismo tiempo, se ha visto que una gran cantidad de longitud de onda azul en el ojo puede causar aberración cromática y dispersión de la luz en especial, en casos de conos dañados o medios opacos.

Diferentes estudios han demostrado que la calidad de la imagen mejora cuando eliminamos las longitudes de onda menores a 450nm, y por tanto, mejoramos la AV y la SC.

Los filtros de corte selectivo sirven para reducir la cantidad de longitud de onda corta y así, disminuir el deslumbramiento, pero no se ha determinado el mejor color, tinte, material de la lente o incluso tipo de montura para estos pacientes. En la actualidad, la adaptación de filtros se basan en las diferentes observaciones clínicas, las opiniones subjetivas y las pruebas en el mundo real de cada paciente, probando in situ los diferentes filtros existentes en el mercado.

Es la apreciación subjetiva del paciente la que nos va a hacer decidir la prescripción del mismo.

Se ha visto que el filtro amarillo reduce la dispersión que se produce dentro del ojo, así como la aberración cromática y la fluorescencia mediante la eliminación de la luz azul. Con la edad y con la enfermedad, la absorción natural del ojo empeora.

Diferentes estudios analizan la variación de la AV en pacientes con DMAE donde se ha demostrado que, tanto en la DMAE húmeda como en la seca, existe una disminución marcada de la visión.

Por este motivo, los filtros son una herramienta a tener en cuenta para mejorar, no sólo la AV, si no la SC y por tanto la calidad de vida del paciente con DMAE.

La luz azul violeta es la presenta una longitud de onda visible más corta y es la más dispersada por los medios oculares, siendo las responsables de la mayor parte del deslumbramiento incómodo. Para un ojo normal, puede aparecer algo de deslumbramiento, pero con una degeneración retiniana puede disminuir la AV y la SC.

Las lentes que bloquean el azul pueden mejorar el contraste porque minimizan la luz dispersada y reducen el deslumbramiento.

Al mismo tiempo, los pacientes de baja visión suelen tener una sensibilidad aumentada a la dispersión de la luz azul. Lo que para una persona con unos ojos sanos puede ser una situación normal, para una persona con DMAE o cualquier otra enfermedad que pueda causar baja visión puede llegar a representar una situación incapacitante (por deslumbramiento o por pérdida de AV y contraste).

Aconsejamos

  1. realizarnos autoevaluaciones en casa,
  2. revisiones periódicas con su oftalmólogo de confianza.
  3. pedir ayuda a una optometrista especializado en baja visión.

Especialista Baja visiónhttps://www.visualcentermadhu.com/contacto

 

CROMOTERAPIA

luz y color

¿CROMOTERAPIA O FOTOTERAPIA?

La fototerapia usa la luz y la cromoterapia los colores. Y ambos se complementan para equilibrar nuestra energía.

La cromoterapia, hace uso de los colores pertenecientes al espectro visible,  es decir utilizando la energía especifica, que cada longitud de onda, posee.

De una forma sencilla, podemos decir que cada color que percibimos emite, una energía determinada, esta se clasifica utilizando un valor correspondiente a su longitud de onda, que como se sabe es el intervalo de tiempo  transcurrido entre dos máximos consecutivos de alguna propiedad física de la onda, o la distancia entre sus dos picos.

En el espacio tridimensional físico que habitamos, la onda en realidad es un vórtice, es decir una especie de espiral, muy similar al movimiento de cada gota de agua que compone una ola en el mar.

El intervalo de energía, con el cual trabajamos, va desde los 380 nm, hasta aproximadamente los 750 nm., de longitud de onda, los primeros pertenecen al violeta, y los últimos al rojo.

luz y color

La frecuencia de la onda es inversamente proporcional a su longitud.

Es decir a menor longitud de onda, la frecuencia es mucho mayor, y por consiguiente a mayor longitud de onda, la frecuencia será menor.

Con el avance de las investigaciones en el campo nuclear, atómico, se sabe que en realidad nuestros cuerpos están  aparentemente compuesto por materiales de todo tipo, gaseosos, líquidos y sólidos, pero todos ellos, en definitiva están formados a nivel microscópico por átomos, y estos a su vez son un microcosmos, descrito como un núcleo,  rodeado de electrones, que orbitan entorno a él.

Todo lo que creíamos que era materia, en realidad es energía, entonces podemos concluir que todo, todo lo que percibimos es energía, lo único que cambia son sus niveles.

Se sabe que los niños que tienen hiperbilirrubina al nacer, se les somete a una terapia con luz azul, desde ya hace mucho tiempo, para que su ictericia desaparezca.

También son conocidos los efectos positivos de la exposición al sol, para la síntesis de la vitamina D.

A nivel de nuestro trabajo en optometría con el uso de luces no coherentes del espectro visible, para tratar numerosos trastornos, podemos decir que estamos muy contentos de poder utilizar este conocimiento que se viene desarrollando desde hace muchísimos años, pero que en los últimos 50 años, ha ido a más.

En nuestro centro,  hacemos FOTOTERAPIA OPTOMÉTRICA SYNTONIC, que es un procedimiento, bien organizado, para producir cambios en el organismo de las personas, desde la estimulación neuronal, a través de los ojos, que como sabemos es la vía más directa y corta para llegar al cerebro.

FOTOTERAPIA OPTOMETRICA SYNTONIC

 

TRATAMIENTO DE LA DMAE

Hola, hoy tenemos como objetivo contarles que es lo que se está utilizando como herramienta, para mitigar y en  algunos caso mejorar la función retinal en los casos de degeneración macular asociada  a la edad (DMAE).

Esta línea o este frente de tratamiento se denominan antiVEGFs, y se utiliza en el tratamiento de la DMAE húmeda.
Los primeros tratamientos en la DMAE húmeda eran la fotocoagulación con láser y la terapia fotodinámica con verteporfina, estos tenían como objetivo frenar el deterioro visual, pero no contemplaban la mejora.

dibujo de ojo sano y ojo con dmae

En los últimos tiempos, las terapias oftalmológicas han ido dirigidas a la regresión de la neovascularización y mejora de la visión a través de fármacos que inhiben el factor de crecimiento vascular endotelial, VEGFs. Estos fármacos bloquean los receptores para el VEGF producido por las células de Müller, células de EPR y las células inmunitarias.

La DMAE seca, no tiene tratamiento.

Por esto podemos afirmar que: Hoy en día,  el mejor tratamiento es la prevención, también una vida saludable.

Actualmente existen 4 productos, que se emplean para este tratamiento:
AVASTIN
MACUGEN
LUCENTIS
EYLEA

Se utilizan en España, desde el 2005, el último en autorizarse fue EYLEA, en el año 2012.

Todos estos productos se administran vía inyección intravítrea, es decir una pequeña cantidad del producto dentro del globo ocular.

Según una encuesta, el más efectivo parece ser el LUCENTIS.

imagen ojo dañado

Aprovechamos esta ocasión, para decirles a nuestros seguidores del blog, que a nosotros nos llegan los pacientes generalmente que ya han sido tratados, y a partir de ahí, nos esforzamos en aumentar al máximo sus habilidades visuales, para poder contrarrestar las consecuencias de esta patología retinal.

Nuestras ayudas pueden ser lentes, prismas, lentes de alta trasmisión lumínica pero con filtros potentes de absorción de la luz más nociva, telescopios, microscopios, lupas, sistemas electrónicos de magnificación, etc.

Queremos hacer una mención especial a un producto que estamos utilizando últimamente, con muy buena aceptación de nuestros pacientes, este producto se denomina comercialmente, DMAE CONFORT, y es una lente de gran calidad óptica, que sin cambiar la refracción de los rayos de luz que inciden en nuestros ojos, tienen la facultad de generar un  aumento en el tamaño de la imagen retiniana, por consiguiente el paciente experimenta un aparente aumento de todo lo que ve, y la sensación de acercamiento, estas lentes también estas tintadas con un filtro de gran tecnología inteligente, dejando pasar solo la luz útil y no dañina, por eso es tan bien aceptada.

Marcelo García/ Madhu Khatnani
Opticos/Optometristas Comportamentales.

CATARATAS, ¿QUE ES? ¿QUE OCURRE?

imagen cataratas

Se sabe hoy en día que la catarata, es la causa más común de pérdida visual en personas mayores de 40 años.

Con la edad, nuestros ojos experimentan una serie de alteraciones que, en ocasiones, afectan nuestra visión. El cristalino, esa pequeña lentilla que tenemos detras del iris y la pupila, puede llegar a «empañarse», originando lo que se conoce como una catarata.

foto borrosa

Las cataratas son progresivas y al principio apenas notamos sus efectos: nuestra visión se vuelve un poco borrosa, igual que si contemplásemos un cuadro impresionista, las fuentes de luz nos parecen más brillantes y los faros de los coches nos deslumbran cuando conducimos por la noche.
En ocasiones, incluso nos sorprende una mejora pasajera, breve en la visión de cerca, como que podemos leer mejor sin gafas.

SÍNTOMAS TÍPICOS:
– Borrosidad.
– Atenuación en la percepción de los colores.
– Mala o peor visión nocturna.
– Deslumbramiento, o la presencia de halos alrededor de las luces.
– Una especie de visión doble o imágenes múltiples en un ojo o en los dos.
– Cambios más frecuentes en la compensación óptica de las gafas o en las lentes de contacto.
Es importante no generalizar con los síntomas o la gravedad de los mismos, ya que están relacionados con el tipo de catarata que pueda existir.

Los tipos de cataratas según la zona del cristalino más afectado pueden ser:
Nuclear: normalmente asociada al envejecimiento, ocurre en el centro del cristalino.
Subcapsular: se desarrolla en la parte posterior del cristalino, no da síntomas hasta que esté en un estado avanzado.
Cortical: se caracteriza por opacidades blanquecinas en forma de cuña que comienzan en la periferia del cristalino y se adentran en el centro, como si se tratase del radio de una rueda.

Lo que se está observando últimamente es que la catarata está apareciendo a menor edad.

Se han hecho numerosos estudios para relacionar a la catarata con otras cosas además de la edad.
Se sabe que la diabetes, el tabaco, alcohol, los contaminantes ambientales, la radiación ultravioleta, algunos medicamentos (esteroides, diuréticos y tranquilizantes), son causantes o aceleradores de la aparición de esta entidad.

La mejor noticia es que la cirugía de catarata, es bastante segura y da muchas garantías para el paciente.

Recomendamos el uso de filtros especiales, que absorvan la frecuencia de luz azul (muy foto-activa), tanto antes como después de la cirugía, para proteger lo más posible a nuestra retina.

Marcelo García/Madhu Khatnani.
Optometristas Comportamentales.

FOTOFOBIA

imagen fotofobia

La sensación de brillantez depende de la sensibilidad actual del ojo, si entramos en un cine, una sala en penumbra, todo nos parece oscuro, poco brillante pero al rato de acostumbrarnos, se va tornando más claro, nos adaptamos. Los bastones son los responsables de la adaptación en condiciones escotópicas (poca luz), y los conos en condiciones fotópicas (luz abundante). Podemos medir la curva de adaptación a la oscuridad y a la luz, tanto en retina central, conos, como en retina periférica, bastones. Sabemos que los bastones son más sensibles a la luz, por eso un foco luminoso es percibido como más brillante cuando estimula la periferia retiniana respecto a la fóvea (Drim 1980). La longitud de onda de la luz también es un factor que afecta a la brillantez. La luz amarilla, de onda media, se percibe más brillante que la luz azul, de onda corta.

En la práctica se utilizan luces rojas para iluminar salas donde se quiere estar a semioscuras, ya que esta luz no se percibe por los bastones y así no es necesario esperar a que se adapten a la penumbra para ver algo, la visión se debe a la acción directa de los conos, que sí son sensibles a esta longitud de onda, sin necesidad de esperas tan largas como las que necesitan los bastones. La percepción de brillantez se relaciona con el tiempo de exposición a la luz y el área de retina estimulada. Los conos y bastones tienen un nivel determinado de sensibilidad, si la cantidad de luz que llega es baja, necesitan más tiempo para que se alcance el nivel de energía necesario para que se estimulen los foto-receptores, de la misma forma que cuando tomamos una foto por la noche, el obturador permanece más tiempo abierto, esto se conoce como ley de Bunsen-Roscoe. La relación matemática de tiempo de exposición e intensidad de la luz necesaria para que se activen los foto-receptores, se conoce como ley de Bloch. Otra relación importante es entre intensidad y magnitud del estímulo. Para estímulos pequeños se cumple la ley de Ricco, al incrementar la intensidad podemos disminuir la magnitud del estímulo. Cuando la magnitud del estímulo es grande, mayor a 10´de ángulo visual, el aumento del área tiene un efecto mínimo, es decir, ante una disminución de la intensidad, un estímulo más grande, necesita de un mayor incremento del área para obtener la misma compensación, es lo que se conoce como ley de Piper. Más allá de 24º de ángulo visual, no se obtiene beneficio al aumentar la magnitud del estímulo y la posible percepción depende sólo de la intensidad. Sabemos que la máxima sensibilidad de la retina, en condiciones ideales de adaptación a la oscuridad y con luz adecuada, es de 6 quantum de luz, este es el umbral mínimo para percibir sensación de brillantez, y corresponde a la estimulación de 6 bastones, uno por cada fotón.

En nuestra práctica clínica, tenemos presente todo lo anterior expuesto para sugerir los filtros adecuados para distintos tipos de actividades que se realizan en condiciones lumínicas muy específicas.

Visual Center Madhu.
Madhu Khatnani/Marcelo García.
Optometristas comportamentales