LA VISION, ¿QUE ES?

A lo largo de la vida, muchas veces surgen interrogantes, uno de los que a mi particularmente me inquietaban es como funciona o mejor que dicho que es LA VISION.

¿ Y QUE ES REALMENTE LA VISION?

Si, obviamente toda persona sabe o intuye, que es el sentido dominante del ser humano, también se sabe que es uno de los 5 sentidos, o que tenemos 2 ojos, pero una sensación única, esto quiere decir que a pesar de tener 2 «cámaras» , el resultado final, es una imagen única y coherente.
Lo que trataremos hoy va más allá, quizás díficil en un principio de entender.

Por ejemplo: la visión es un fenómeno netamente mental, no ocurre en ningún otro sitio que en el complejo psíquico del ser, para que quede lo más claro posible, no ocurre ni en la córnea, ni en la retina, ni en el nervio óptico, ni en las áreas cerebrales que se activan por todo el flujo de corrientes electro-químicas originadas por la luz.

Esto se presta a mucha confusión, muchos creen aún que es el cerebro quien ve, quien percibe, y esto no es así.  El cerebro es parte de los mecanismos que intervienen en este proceso, el cerebro es un traductor, está al final del recorrido de toda la información pero nunca es quien «siente» o quien percibe..

Quien percibe es el «YO», el dueño, el que posee los ojos, los músculos, los nervios ópticos e incluso el cerebro.  A fines pedagógicos, también podemos decir la conciencia.

Todo esto quizás se entienda mejor, si damos el siguiente ejemplo: una persona que pierda la conciencia transitoriamente, no puede ver, no puede observar, a pesar de que la luz, haya hecho el recorrido habitual, y a pesar de que se exciten las zonas cerebrales visuales.

SIEMPRE DEBE ESTAR PRESENTE EL OBSERVADOR (uno mismo)

El fenómeno visual, este es un sentido, que se desarrolla a partir del nacimiento, todas las estructuras están casi preparadas, y es la energía luminosa » el alimento», para que el proceso denominado visión empiece a funcionar en todo su potencial.

Por ejemplo,  al nacer no está preparada la mácula lútea (responsable de la discriminación de los detalles y de los colores), que incluye a la fóvea, como centro anatómico neuro-fisiológico para enviar a través del nervio óptico la información al cuerpo geniculado, y posteriormente a las áreas de destino final de la sensación visual.

Esto último, tampoco está listo, aquí estamos refiriendonos al neo-cortex. El neocortex, que es lo más elevado en el desarrollo humano, necesita de la experiencia diaria, de la interacción de los sentidos, para ir tejiendo un entramado neuronal, que le permita a la persona ser sobretodo eficiente.

Pero esto último no debe confundirnos, el neocortex es como una especie de tablero de comandos, que le permite al Yo, acceder a la información, pero nunca es el que «ve».

imagen vision de ojo

Entendiendo la visión, también nos permite explicar, que es un fenómeno único, es decir que ocurre en cada persona, que actúa como un traductor de un mundo externo, que objetivamente lo podemos definir como una gran sopa de radiaciones de todo tipo, las visibles, las no visibles, las acústicas.

Es interesante saber que los colores no existen en realidad, lo que son reales son las ondas electromagnéticas, cuya longitudes de onda, van a producir una sensación que interpretamos como un color.

Volviendo al mundo de la Óptica y de la Optometría, sabemos que como la visión se desarrolla, podemos siempre potenciarla, y eso es lo que hacemos en nuestra labor diaria, o bien con lentes, prismas, terapia visual, fototerapia optométrica «SYNTONIC».

El tema de la visión es muy amplio, solo queríamos dar unas pinceladas distintas para «otra » comprensión.

Visual Center Madhu.
Marcelo García/ Madhu Khatnani.

OJO VAGO

imagen ojo vago

Buenos días, aquí estamos otra vez para intentar aclarar un poco más lo  que significa un ojo vago.

imagen niña con parche en el ojo



Desde que empezamos a estudiar nuestra carrera de Diplomado en Optometría, este fue un tema que siempre llamó mi atención. Luego de años, me di cuenta, que a otros colegas de profesión, les pasaba lo mismo.

Por un momento pensemos, es fascinante, maravilloso, poder revertir una condición de este tipo. Cuando atendemos una persona con AMBLIOPÍA (ese es el nombre del ojo vago), nos enfrentamos a un reto muy interesante, pues comenzamos un proceso, donde tenemos que aunar conocimientos y experiencias en muchas áreas que a priori parecen lejanas, pero que participan como piezas de un puzzle en el enfoque terapéutico.

Primero vamos a definir AMBLIOPIA: podemos decir  que es una merma en la función visual de uno (ambliopía monocular) o de los dos ojos (ambliopía bilateral), y que no es cuestión de usar gafas con la mejor prescripción.

En ambos casos, nos encontramos con baja agudeza visual, problemas binoculares, deficiencia en la sensibilidad de los contrastes, movimientos oculares pobres etc.; esto significa que la baja función que observamos, no es solo de agudeza visual, recordemos que agudeza visual, es la capacidad de discriminación o capacidad para percibir detalles. Esta función se le atribuye, casi exclusivamente a la fóvea, pero en realidad es todo un sistema, retino-geniculo-cortical, el que interviene en este proceso.

Volviendo al tema de la función visual, se sabe certeramente, que el ojo no amblíope, (en caso de ambliopías monoculares), juega un papel determinante, tanto en el desarrollo de la ambliopía, como en su posterior tratamiento.
Para intentar ser claros, podemos utilizar una analogía, donde hay dos hermanos, que representan a los ojos, uno de ellos es muy dominante y fuerte y el otro débil y sumiso.
Si consideramos que lo ideal, sería la colaboración de ellos, trabajar en pareja, y sumar sus funciones  a una única y de mejor calidad (binocularidad)
En caso de un ojo vago, se da la situación de que el hermano más fuerte, inhibe al otro, siendo el aporte de este último, muy pobre, generando un circulo vicioso, donde el fuerte cada vez es más fuerte y dominante, y el débil, cada vez irá peor.

El tratamiento eficaz, tendrá en cuenta esta particularidad, pues si así no fuera, está destinado al fracaso. Y esto es lo que ocurre, en muchos tratamientos fallidos, cuando solo se usa el parche, como norma, generalmente se coloca en el ojo dominante, para que se esfuerce el «vago», en principio parece alentador, pero aparecerá otra vez la condición, donde los dos ojos, estarán descubiertos y el patrón dominador-dominado, reaparecerá.

Este tema, es muy extenso, para solo tratarlo en esta publicación, pero esperamos dejar un poco de claridad, en este asunto en concreto.

Por suerte, desde ya hace mucho tiempo, nosotros en Visual Center Madhu, ofrecemos y aplicamos técnicas de rehabilitación del ojo vago, donde esta cuestión, es primordial, es más, no le llamamos ojo vago, si no una disfunción de la visión binocular con perjuicios en unos de los ojos.

Marcelo García/ Madhú Khatnani
Opticos Optometristas Comportamentales.

EL CONTACTO VISUAL SEGUN LAS CULTURAS

imagen contacto visual

Hola a todos, el tema que tocaremos hoy es un poco distinto a los anteriores, ya que generalmente los artículos que publicamos tienen un carácter más científico.
El de hoy, tiene un tinte más cotidiano, o de curiosidad, ya que de lo que hablaremos es del valor de la mirada o el uso de la mirada según las distintas culturas.

mujer indú

El contacto visual, al igual que otras formas de contacto no- verbal, es diferente según las distintas culturas, por ejemplo en países árabes y de sudamérica el contacto físico entre las personas es mucho más frecuente, y las miradas, por ejemplo, o los contactos visuales, parecen ser  para una persona fuera de esas culturas, muy insistente , incluso penetrantes,  y producen molestias.
Y de forma contraria, para las personas del lugar, las miradas un poco más esquiva de los occidentales u europeos, puede ser interpretados como de falsedad o falta de educación.
Es curioso, que los orientales, consideran de mala educación mirar a la otra persona mientras se conversa.

También  entre las culturas occidentales puede encontrarse diferencias notables. Por ejemplo:los ingleses miran menos a los ojos que los norteamericanos, pero demuestran su interés en la conversación con su fija mirada, mientras que los norteamericanos (estadounidenses) alternan continuamente la mirada de un ojo a otro, ya que para ellos la mirada fija o insistente es signo de atracción sexual.

Para los israelitas, sin embargo, es habitual no sólo mirar fijamente a alguien, si no es hacerlo de arriba abajo.

Este tipo de diferencias, pueden causar inconvenientes en las relaciones sociales entre personas de culturas diferentes, imaginemos a alguien que llega a un país para trabajar y no conoce las costumbres y lenguaje corporal de las personas que allí viven.
Desde el punto de vista estrictamente funcional, la mirada fija o también llamada fijación visual, es un acto fisiológico que existe para extraer la mayor información visual posible de algo, y en muchas afecciones visuales, por falta de un buen desarrollo neurológico, esta mermada, pero la buena noticia, es que como toda función aprendida, puede ser entrenada y mejorada.

Muchas veces en nuestra práctica diaria, nos llegan pacientes, sobre todo con problemas de desarrollo,  a los que les entrenamos esta función, con resultados cada vez mejores.

Marcelo García/Madhu Khatnani
Optometristas Comportamentales
Visual Center Madhu.