VIAS DEL APARATO VISUAL

imagen vias aparato visual

El aparato visual es un órgano complejo, cuya misión fundamental es la recepción de los objetos del espacio, su análisis e interpretación. Se realiza mediante un sistema sensorial constituido por un conjunto de células y fibras nerviosas (VÍA ÓPTICA). Para ello necesita colaboraión y ayuda de un SISTEMA MOTOR (VÍA OCULOMOTORA), que puede orientar los ojos hacia el objeto en un perfecto estado de equilibrio, independientemente de la distancia a que se encuentre (SISTEMA AUTÓNOMO) e incluso en cualquier situación que esté el cuerpo y la cabeza (SISTEMA SENSITIVO). Todos estos sistemas están en íntima relación para conseguir su fín.
Lo que hoy sobretodo nos interesa es hablar de las células ganglionares, ya que tienen capacidad para codificar de modo selectivo el mesaje recibido y poderlo trasmitir a través de la vía óptica, de forma separada. Ello es posible gracias a la existencia de tres tipos de células ganglionares: las células X, Y Y W.

Las células X, son las encargadas de interpretar la discriminación espacial, con toda la responsabilidad en matización de detalles y agudeza visual. Se encuentran en el área central. Desde la retina central, a través de la vía parvocelular, por medio de una conducción lenta, llega al cuerpo geniculado y luego va a la corteza. Por esta vía , se transmite la información referente a discriminación de la agudeza, forma, tamaño, color, fusión central y estereopsis.

Las células Y son las encargadas de detectar e interpretar el movimiento. Se encuentran en la periferia retiniana. Mediante una conducción rápida, y a través de la vía magnocelular se trasmite el movimiento, el reflejo de fusión motora, el seguimiento, la localización espacial y las vergencias.

Por último, las células W se hallan especializadas en el mantenimiento de la fijación y el movimiento de seguimiento lento. através de una conducción lenta, su proyección superior se realiza sobre el colículo superior (tubérculo cuadrigémino anterior) situado en el techo del encéfalo. En algunos pacientes observamos falta de armonía entre las dos principales vías, magno y parvocelular, y el tamaño de la pupila también nos da una noción de si hay o no equilibrio. Recordemos que si el paciente está en un estado «más parvo » sus pupilas serán pequeñas ,su visión más focal. Y en estado «magnocelular» , las pupilas permanecerán más dilatadas, y le costará centrarse en lo focal. Hoy en día, contamos con fototerapia optométrica «Syntonic», que sirve sobretodo para equilibrar los sistemas parvo y magno y simpático y parasimpático.

Optometristas integrales
Madhu Khatnani/Marcelo García

LEYENDO A TRAVES DEL COLOR

imagen libro

Muchos padres que están preocupados porque sus hijos no pueden aprender a leer cuando su edad ya lo requiere, andan buscando soluciones de la más variadas como:
a) ir a logopedia.
b) llevarlo al oftalmólogo o al optometrista para descartar un problema óculo/visual.
c) a gabinetes psicopedagógicos donde se pueden probar una lentes de color que cambian la temperatura de la luz y parecen activar vías visuales específicas.

El uso del color para producir cambios en el organismo, se viene utilizando hace miles de años por distintas culturas ,como por ejemplo la hindú, todos sabemos que la luz azul hoy en día se utiliza para la bilirrubina en los recién nacidos.
En lo que respecta a la visión y el proceso de lecto-escritura, es importante saber que existen dos vías visuales muy distintas, no solo a nivel estructural sino también a nivel funcional, estos dos vías son la vía parvocelular y la magnocelular. La primera tiene que ver con la visión central y del detalle, es focal y de procesamiento lento y está conectada al sistema nervioso autonómico parasimpático, en cambio la segunda engloba la visión periférica, es de procesamiento muy veloz y está relacionada con el sistema simpático. En la lectura, el equilibrio de estas dos vías es fundamental, pues es importante ver el centro o el detalle, pero si no se «tiene abierta» la periferia es complicado ver lo que sigue, para mantener un ritmo armonioso en la lectura. Con respecto al color, se viene investigando hace muchos años distintas formas de lograr este equilibrio para que el niño pueda ser eficiente en la lectura, para que desaparezca el stress visual, también llamado «sindrome de Streff».
1. Lentes tintadas (chromagen, cerius)
2. Colorímetro intuitivo (Intituive Colorimeter)
3. Laminas coloreadas transparentes (Overlays)
Las lentes tintadas, a veces de un color distinto para cada ojo, se deben llevar puesta en el momento de leer, el colorímetro, es un instrumento lumínico que emite una cierta longitud de onda, sobre el papel blanco y las láminas coloreadas son folios plásticos transparentes coloreados ,que tienen como objetivo alterar el contraste del texto y se deben apoyar en cada página que se intenta leer. Todos estos «sistemas» se prueban y se observa la respuesta del paciente. Por lo tanto son de naturaleza empírica e intuitiva, por esto existen muchos profesionales reacios a estas herramientas terapéuticas , pero al mismo tiempo hay muchísimos testimonios, y a nosotros nos constan, que avalan o justifican el uso de cualquiera de estas herramientas. Pero creemos que es importante, muy importante, realizar un examen optométrico comportamental, si se pudiese, a estos pacientes, ya que no estamos de acuerdo que profesionales que no están especializados en la visión, «prescriban» cualquiera de estos elementos por haber realizado un curso o formación por la empresa que provee el material.
En Visual Center Madhu, utilizamos Syntonic (fototerapia optométrica) para establecer sobretodo una armonía entre los sistemas simpático y parasimpático, ya que creemos que por ahí está el origen de casi todos los desequilibrios que se manifiestan en el stress visual y la lectura.

Marcelo García/ Madhu Khatnani.
Optometristas comportamentales tenerife.