MOSCAS VOLANTES y VITRIOLISIS

imagen moscas volantes

Hola, otra vez estamos por aquí, intentando traer claridad sobre temas de interés general, en este caso hablaremos de las famosas MOSCAS VOLANTES, o FLOTANTES, denominadas en nuestro argot: miodesopsias.

imagen de moscas volantes


Desde que nos hemos graduado, siempre ante la consulta de un paciente, se decía:

«Estimado caballero: lo que Ud. tiene es un fenómeno que ocurre por esto y por lo otro, y lamentablemente, no puede y no podemos hacer nada por Ud., solamente le aconsejábamos que las ignore o que se acostumbre a ellas»

¿Qué son?

Las miodesopsias, son un fenómeno entóptico, es decir causado por algo que está dentro del ojo, pero que paradojicamente, es observado como si estuviese en el espacio exterior, lo que demuestra contundentemente que la VISION, es un proceso emergente, diríamos una proyección.

Este fenómeno, es causado por «impurezas» en el humor vítreo, debido a zonas de distintas densidad, se forman como lagos, que proyectan sombras en la retina. Esto suele pasar con el envejecimiento, que trae aparejados cambios morfológicos en el humor vítreo, llamados sínquisis, esto también ocurre en las miopías.

¿Siempre son detectadas por la persona que las tiene?

No, no todas estas miodesopsias son sintomáticas, pero lamentablemente, las que sí lo son, pueden ser muy molestas y en algunos casos, incapacitantes.

¿Hay algún tratamiento para eliminarlas?

Si bien no es nuestro campo de acción, sabemos por haberlo investigado en distintos medios, que ahora existe una técnica láser, denominada vitriolisis láser Q Reflex, que consiste en un tratamiento corto, de media hora de duración y que no requiere internación.
Mediante el mismo, se pueden pulverizar esas pequeñas zonas de interferencias, con la consecuente mejora subjetiva del paciente.
Volvemos a decirles que solo estamos manifestando lo que se está publicando en medios científicos, pero de ninguna manera lo estamos recomendando.
Si cree, que esta información, puede servirle a Ud. o a un miembro de su familia o gente de su entorno, debe consultarlo con su oftalmólogo de confianza.

La idea más importante que deseamos trasmitir es que lo que hoy no se puede o no existe, mañana, quizás lo tengamos al alcance de las manos.

Madhu Khatnani / Marcelo García
Opticos – Optometristas Comportamentales-

MOSCAS VOLANTES (MIODESOPSIAS)

imagen moscas volantes

Las miodesopsias, que suelen ser descritas por los afectados como pelusas flotantes o moscas volantes, son ligeras manchas oscuras –de color negro o gris– que se mueven en el campo de visión, y que sobre todo se aprecian cuando se fija la vista sobre algo brillante como un papel blanco o el cielo azul.

Casi siempre se producen como una consecuencia normal del proceso de envejecimiento, que causa una degeneración del gel vítreo que recubre el interior del globo ocular. Se forman entonces filamentos compuestos de fibra de colágeno, que flotan en el humor vítreo y generan sombras que entorpecen la visión.
Las miodesopsias, que suelen ser descritas por los afectados como pelusas flotantes o moscas volantes, son ligeras manchas oscuras –de color negro o gris– que se mueven en el campo de visión, y que sobre todo se aprecian cuando se fija la vista sobre algo brillante como un papel blanco o el cielo azul. Casi siempre se producen como una consecuencia normal del proceso de envejecimiento, que causa una degeneración del gel vítreo que recubre el interior del globo ocular. Se forman entonces filamentos compuestos de fibra de colágeno, que flotan en el humor vítreo y generan sombras que entorpecen la visión.
Las miodesopsias generalmente son benignas, sin embargo, es importante acudir al oftalmólogo si aparecen, para asegurarse de que no se deben a una afección importante como un desgarro retiniano –que podría desencadenar un desprendimiento de retina–, una hemorragia vítrea, o una uveítis. Si además van acompañadas de destellos de luz, pérdida de visión periférica, o dolor, consulta inmediatamente con un especialista. Además de la edad, la miopía, los traumatismos oculares, o haberse sometido a una cirugía de cataratas, también son factores de riesgo para desarrollar miodesopsias que, aunque son más frecuentes en las personas mayores de 50 años, también pueden afectar a jóvenes, e incluso a niños. Por todo lo anterior expuesto, queremos decir que no hay que alarmarse, pero como es algo que podemos observar, podemos seguir su evolución.

Marcelo García/Madhu Khatnani