SINDROME DE CHARLES BONNET

imagen Síndrome de Charles Bonnet
imagen de caleidoscópioEn la medida que crece la población y aumenta el número de personas de la tercera edad con trastornos de la visión, se necesita cada vez más hacer conciencia del Síndrome de Charles Bonnet entre los oftalmólogos, psiquiatras, neurólogos Y OPTOMETRISTAS. El síndrome de Charles Bonnet es una entidad subreportada y subdiagnosticada que aparece en personas de la tercera edad, visualmente comprometidas.
Estos pacientes por lo general tienen un estado cognoscitivo intacto aunque algunos autores sostienen que puede ser más frecuente en casos de deterioro cognoscitivo leve. Su fisiopatología aún es tema de debate pero las teorías mas aceptadas, hasta el momento, son la teoría de la denervación y el fenómeno de liberación. El síndrome de Charles Bonnet, corresponde a una enfermedad cuya aparición es común en personas de la tercera edad, sus síntomas consisten en la aparición de ALUCINACIONES VISUALES complejas asociadas a una patología de la vía visual que causa deterioro de su funcionamiento. Los síntomas pueden llegar en ocasiones a ser tan complejos, que con frecuencia es confundida con enfermedades psiquiátricas y suele ser sub diagnosticada, dado el desconocimiento de la entidad por parte del personal de salud.
Hay que señalar que un gran número de personas que presentan esta patología, por temor a ser considerados dementes no comunican a su médico los síntomas; este hecho, considerado de manera independiente, orienta el diagnóstico hacia una patología que poco o nada tiene que ver con lo psiquiátrico, si se tiene en cuenta que lo característico en muchas enfermedades mentales es precisamente la falta de introspección. Podemos describirlo como un cuadro de alucinaciones visuales complejas, persistentes y continuas en ausencia de psicopatología, que aparecen con mayor frecuencia en ancianos con deficiencia visual bilateral, por ejemplo en la degeneración macular asociada a la edad, oclusión de la arteria central de la retina, cirugía de traslocación macular, enucleación, pero las patologías más comunes encontradas son degeneración macular asociada a la edad, glaucoma y cataratas. Como elementos casi indispensables para que aparezca este síndrome tenemos:la tercera edad con compromiso de la vía visual. Estas alucinaciones son percibidas como provenientes de fuera del cuerpo y tienen una duración variable de minutos a horas y cambian en complejidad y frecuencia. Las alucinaciones descritas con más frecuencia corresponden a personas, plantas, figuras geométricas, que típicamente aparecen en el centro del campo visual; el 72% están asociadas con color y un 63% con movimiento. Los pacientes son reacios a comentar sus síntomas por temor a ser considerados como enfermos mentales; adicionalmente y dentro de las reacciones.
Etiología: La hipótesis más aceptada es la teoría de la denervación. Esta se define como la pérdida de las aferencias sensitivas de una parte del cuerpo y por lo general es producida por la pérdida o lesión de fibras sensitivas periféricas.
Otra teoría es el fenómeno de la liberación, según el cual las aferencias a las áreas de la corteza visual primaria, produce desinhibición de las áreas de asociación visual, contribuyendo a la aparición de las alucinaciones visuales. Después de un daño en la retina las neuronas corticales se vuelven más sensibles aumentando el número de receptores postsinápticos, esto se considera un proceso de adaptación debido a la menor estimulación de la corteza visual y estos cambios podrían explicar por qué los síntomas suelen aparecer poco después de disminuirse la agudeza visual, pero pueden desaparecer con el tiempo. Como decimos siempre, la VISION no acaba en los ojos, es un fenómeno muy complejo que sigue en algunas ocasiones siendo un misterio.
Madhu Khatnani / Marcelo García.
Optometristas Comportamentales.

ME LATE EL OJO

imagen de ojo

dibujo de ojo Muchas veces escuchamos a nuestros pacientes que muy preocupados no dicen: ME LATE EL OJO!!! ¿Qué es? ¿La presión me habrá subido? ¿Es peligroso? Suele aparecer sin más, y de la misma forma se va. Puede durar pocos minutos, a veces unos segundos. Es díficil de percibirlo externamente, incluso si al sentirlo nos mirasemos al espejo.
En realidad no es un problema en el ojo, se trata de los párpados, sobretodo del párpado inferior. Si usáramos un término más técnico, hablaríamos de fasciculaciones del párpado o fasciculaciones del orbicular del párpado, y se trata de contracciones involuntarias de unas pocas fibras del músculo. El orbicular del párpado es el responsable de cerrar el ojo y parpadear y está en el espesor de ambos párpados. Cuando tiene fasciculaciones, se contraen de forma involuntaria algunas fibras musculares. No se trata de una contracción coordinada y simultánea, así que el párpado no se cierra, no es un movimiento eficaz. Sin embargo lo notamos. Hay fasciculaciones en otros músculos, en particular en la cara aunque puede ocurrir en casi cualquier sitio. También se denomina MIOQUIMIA, aunque ese término suele utilizarse para desórdenes musculares más intensos. Hoy hablamos de las fasciculaciones simples, ese pequeño temblor que puede molestar, pero no impide la visión. Hay contracciones más severas como TICS, BLEFAROESPASMOS, etc, bastante más molestos. Sin embargo, lo más frecuente con mucho son las fasciculaciones, que se consideran benignas y no requieren pruebas neurológicas. Elorigen está asociado al estrés y la fatiga, también se ha querido relacionar con la toma estimulantes como el café o el tabaco. Realmente no guardan relación con el ojo, y aunque es relativamente frecuente estos síntomas, no hacemos ninguna exploración especial. Por último recomendamos no asustarse, no alarmarse, pero también creemos necesario tomar medidas para «rebajar» el STRESS, si lo hubiere, contamos con FOTOTERAPIA OPTOMETRICA SYNTONIC, que equilibra eficientemente el sistema nervioso autónomo.

Madhu Khatnani/ Marcelo García
Visual Center Madhu
Optometristas Comportamentales

TUMOR HIPOFISIARIO Y VISION.

imagen tumor hipofisiaro

La HIPÓFISIS tal vez sea la glándula endocrina más importante: «regula la mayor parte de los procesos biológicos del organismo, es el centro alrededor del cual gira buena parte del metabolismo a pesar de que no es mas que un pequeño órgano que pesa poco más de medio gramo».

La HIPÓFISIS regula distintos procesos del organismo mediante la secreción de hormonas, trabajando de forma coordinada con el HIPOTÁLAMO, que a su vez segrega hormonas estimulantes o inhibidoras de las hormonas hipofisarias. Se encuentra en un espacio óseo llamado silla turca del hueso esfenoides, situada en la base del cráneo, en la fosa cerebral media. Esta comunicada con el HIPOTÁLAMO por un pedúnculo llamado hipofisario. A sus lados se encuentran los senos cavernosos. UN TUMOR HIPOFISARIO funcionante produce gran cantidad de hormonas de forma descontrolada, con independencia de las necesidades del cuerpo. Los síntomas que aparecen a consecuencia de este tipo de tumores, o de la acción de las hormonas, suelen constituir un indicativo claro del tipo de tumor de que se trata. Además de las hormonas, también el tamaño del tumor conlleva diversos síntomas, entre los que se encuentran alteraciones de la visión o cefaleas. Los tumores hipofisarios mayores de un centímetro comprimen el quiasma óptico sobre todo si crecen hacia arriba. Los adenomas de la hipófisis constituyen la tumoración intracraneal que, con mayor frecuencia, afecta el sistema visual y se presentan en el 15 % de todos los tumores intracraneales.

El CRANEOFARINGEOMA, es la otra masa tumoral de la región selar que, con gran frecuencia, daña la vía visual, si está localizado preferentemente por encima de la silla turca. Los daños pueden ser del tipo campímetrico y/o de agudeza visual, con la peculariedad de cada caso, y la intervención del neurooftalmológo, neuroradiólogo y neurólogo es vital.

Según recientes estudios los PEV (potenciales visuales evocados) pueden anticipar el diagnostico a los estudios campimétricos. Nosotros como OPTOMETRISTAS COMPORTAMNETALES especializados en rehabilitación, hacemos una valoración de las funciones visuales básicas y complejas, y a partir de allí podemos muchas veces ayudar al paciente mediante lentes especiales de diseño personalizado (filtros, prismas por sector, gemelos, o de campo total, sistemas telescopicos etc,). No es menos importante diseñar una TERAPIA VISUAL integral para recuperar algunas funciones que potencien su sistema visual, mejoren su percepción espacial, su postura y permitan adaptarse a los complementos que le prescribimos.

Madhu Khatnani/ Marcelo Garcia

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos65/hipofisis-pituitaria/hipofisis-pituitaria.shtml#xfuncion#ixzz3MHVp8TYG