¿Hay que usar gafas de sol en otoño?

sol

En verano vamos a la playa, y en invierno vamos a la montaña. En verano practicamos en el agua nuestro deporte favorito, y en invierno hacemos senderismo, excursiones, picnics…

sol

No podemos olvidarnos de proteger nuestros ojos en todas las épocas del año. Aunque aparentemente no sea un día soleado, y no andemos con los ojos regañados, no significa que no hay radiación.

A más altura más radiación. La radiación UV  es más intensa en la montaña que en la playa. Cuanto mayor es la altitud, menor es la atenuación que la atmósfera ejerce sobre los rayos del sol, de ahí que sea más intensa. Cada 300 metros de altitud, la intensidad de la radiación aumenta un 5%, por lo que por poco que subamos, estaremos más expuestos a los efectos nocivos del sol que a nivel del mar.

Las gafas que usemos han de ser compradas en establecimientos sanitarios homologados y cumplir los estándares de calidad.

Un día de disfrute puede dejar de serlo, si no nos protegemos adecuadamente de la radiación UV, exponernos sin consciencia nos puede traer graves consecuencias: acelerar la aparición de distintos tipos de cataratas, DMAE, conjuntivitis, fotofobia, queratoconjuntivitis, úlceras crónicas.

También hay que saber que existen gafas de sol para cada deporte y situación. No podemos usar una gafa de categoría 2 de moda, en un día de nieve para esquiar.

Las horas del día en la que estamos expuestos también son importantes, una hora del mediodía donde el sol es más dañino basta para que se produzca una quemadura ocular, conocida como fotoqueratitis.

Para protegernos de las radiación ultravioletas nuestras gafas de sol deberán llevar un filtro con el 100% de absorción de esta dañina radiación. Si sólo usamos filtros limitando la luz que llega al ojo, nuestras pupilas se dilatan y permiten el paso de los rayos UV.

RADIACION ULTRAVIOLETA Y VISION

¡Pregúntanos qué filtro elegir según el deporte que practicas!

Visual Center Madhu. Optica y audiología. «Soluciones visuales»

PRESBICIA

La presbicia, es decir la pérdida de foco en la visión de  cerca ( por ejemplo: Lectura), se da aproximadamente a los 40 / 45 años de edad y su impacto en la sociedad es importante, ya que la persona a esa edad todavía será muy activa, en cuanto a tareas  diversas se refiere.

Señor que no ve de cerca y se tiene que alejar el texto

Sabemos a ciencia cierta, hoy en día, que la presbicia, se debe principalmente a una pérdida de elasticidad de las células que componen el cristalino, esta última es la lente que tenemos dentro del ojo, cuyo poder refringente positivo, tiene la función principal aportar foco a nuestro sistema óptico/visual, tanto para la visión lejana, como para la cercana.

En referencia a la visión lejana, el cristalino está como en un estado de reposo, siendo como una lente bi convexa, al mirar de lejos sus curvas, que le dan esa forma, se aplanan.

Por el contrario, al mirar objetos pequeños y cercanos, como en la lecto- escritura, por ejemplo, el cristalino se abomba, aumenta su espesor y cambia su poder dióptrico, para hacer “ FOCO”.

Un estudio reciente, utilizando alta tecnología, como la tomografía de coherencia óptica, ha permite “VER”, que ocurre en el músculo ciliar en los pre-présbitas, en comparación con los ya présbitas, decimos esto, porque durante muchos años , se atribuyó la presbicia, a un  problema en el músculo ciliar, más que al esclerosamiento de las fibras cristalinianas.

En el estudio en cuestión, se compararon 24 ojos, sanos y pre-présbitas, con edades promedio de 24 años de edad, contra otro grupo de 20 ojos, también sanos de personas ya présbitas, con edades aproximadas de 45 años.

Los resultados revelaron que cada grupo de población reflejó un aumento significativo en el área del músculo ciliar para cada sector. El incremento máximo en el área del músculo ciliar en el grupo de pre-presbicia fue de alrededor del 30%, y para el grupo de presbicia de cerca del 25%. Aquí, no podemos dejar de lado la convergencia, que se realiza en sincinesia con la acomodación y su influencia, en los datos recogidos.

La conclusión a la que se ha llegado, es que el área anterior del músculo ciliar tiende a incrementarse con la acomodación (siempre acompañada de la convergencia).

El músculo ciliar en los sectores nasal, inferior y temporal en la presbicia parece tener la misma capacidad contráctil que el músculo ciliar pre-presbicia.

Todas estas investigaciones, que se están llevando a cabo, con recursos de alta tecnología, y de gran precisión, están ayudando a  aumentar las evidencias en el conocimiento relativo a la comprensión moderna de la biometría de acomodación y la biomecánica ocular.

Para dejar un mensaje simple  diremos que la presbicia aun no es evitable, y su solución más sencilla, es llevar unas lentes compensadoras para tareas en visión próxima.

Marcelo García / Madhu Khatnani

https://www.visualcentermadhu.com/contacto

Visual Center Madhu. Optica y audiología. Puerto de la Cruz. Tenerife.

 

ALIMENTOS QUE MEJORAN NUESTRA VISION

imagen alimentos para la visión

Con el aumento de la esperanza de vida, y el conocimiento científico que se posee en estos momentos, estamos en condición de aconsejar que alimentos nos aportan salud a nuestros ojos y a  nuestra visión.

En general, los alimentos saludables para nuestro corazón y sistema vascular, como los cítricos, los vegetales de hoja verde y los cereales integrales, también resultan beneficiosos para los ojos.

imagen de plantas

El zinc, que se encuentra en las judías, guisantes, cacahuetes, ostras, carne roja magra y aves, protege frente a los daños que provienen o se originen por la fotoactividad.

Otros nutrientes importantes son el beta-caroteno (frutas y/o vegetales de color amarillos o naranjas) y la luteína y la zeaxantina (frutas y verduras de hojas verdes o colores vivos). Por supuesto que las zanahorias, que son ricas en vitamina A, contribuyen a una buena salud visual.

Por supuesto, que  hacer ejercicio regularmente, no cometer excesos en la comida, tabaco y/o alcohol, contribuyen también  a una salud mejor y la visión se beneficiará.
Practicar los deportes, donde la visión es muy importante, (sobretodo en  los que se utiliza  una pelota) fomenta la motilidad ocular, la precisión del enfoque, y el movimiento coordinado del cuerpo.

En síntesis, llevar una vida ordenada, con sus períodos de actividad y descansos, ingerir alimentos frescos y de estación, ayudará a preservar una buena visión y salud en general.

Visitas periódicas a nuestro profesional de la salud visual de confianza, nos garantizará poseer una visión eficiente para nuestras actividades cotidianas.

Madhu Khatnani/Marcelo García.
Optometristas comportamentales.