CONSEJOS PARA ADAPTARSE A LOS PROGRESIVOS

diseño progresivo caro vs barato

CONSEJOS PARA ADAPTARSE A LOS PROGRESIVOS

Según el diseño de las lentes progresivas que hayas escogido, puede que te cueste más o menos adaptarte a llevarlas. Es normal sentirse: raro y mareado. A continuación te dejamos una serie de tips para hacer tu experiencia lo más satisfactoria posible.

Lo intentas y no hay manera. ¿Qué puedo hacer?

lente progresiva

Tiempo y paciencia.

Sobre todo si somos primerizos, no podemos pretender salir de la óptica con las gafas puestas como si nada. Nos  tenemos que dar tiempo. ¿Cuánto? Pues mínimo 2 semanas. Para adaptarse al progresivo hay que:

– ponerse la gafa a tiempo completo.

– no podemos alternar su uso con las anteriores que teníamos.

– Paciencia. Aunque este periodo te parezca eterno, una vez adaptada lo vas a agradecer. Son muy pocas las personas que hoy en día no se adaptan a un progresivo.

Elegir una buena gafa y unos buenos cristales

  • Lo ideal es elegir una gafa grande, que tenga buen espacio, también existen progresivos para gafas pequeñas. Pero si nos vamos a iniciar en el mundo de los progresivos, que al menos la primera no sea una gafa pequeña.
  • Invertir en el diseño de la lente, cuanto mejor es el progresivo, mejores son sus prestaciones, más fácil será la adaptación.

La edad

  • Lo ideal es que desde que tengamos presbicia nos pongamos gafas progresivas, ya que en ese momento la graduación de cerca será leve y favorecerá la adaptación. Cuanto más lo atrasemos, y mayor sea la diferencia de graduación entre lejos y cerca más complicado será la adaptación.

Comunicación.

  • Dejarnos asesorar por el optometrista.
  • Hablar y comunicarnos, explicarle nuestro trabajo, actividades diarias, no es lo mismo un conductor que un recepcionista, el conductor hace más uso de su visión lejana y el recepcionista de su visión cercana.

Actitud

  • Hay que tener una predisposición positiva. Olvidarse de lo que uno ha leído o escuchado. Estar receptivo a los cambios y tener ganas de adaptarse.
  • No eches tu frustración a la óptica o al optometrista que te las vendió.

Adaptación

  • Lo ideal es empezar usando la gafa en casa, donde conocemos el terreno, lo ideas es ver la TV con una revista en mano, y hacer cambios de enfoque.
  • Hay que aprender a mover la cabeza, coordinar la mirada con un leve movimiento de cabeza, evitar mirar por el rabillo del ojo.
    • Si es un progresivo de oferta o gama baja, tienes que mover más la cabeza y darte más tiempo para adaptarte a ellas. Comprende que lo que no has invertido en “€” tendrás que invertirlo en “tiempo”.
  • Colócate la gafa en la zona correcta, si te baila, o se te resbala, no vas a ver bien.

Errores

  • Como última opción, después de haberlo intentado todo, acude a tu óptico para que compruebe la graduación y el centrado, es posible que haya algún fallo en la toma de medidas o el montaje.
  • Acude a un centro «especialista en la adaptación de progresivos», que te ofrezcan garantía de adaptación, y garantía por defecto de fábrica.
  • Visual Center Madhu, es un centro de optica – optometría – audiología en el Puerto de la Cruz. Tenerife. Estamos para resolver tus dudas:
  • http://www.visualcentermadhu.com/contacto

diseño progresivos

¿QUÉ ES LA PRESBICIA?

¿Por qué ya no veo de cerca? ¿Por qué me tengo que alejar los textos para poder leerlos? ¿Qué me pasa? ¿Tengo problemas con la lectura? ¿Tengo «vista cansada»? ¿Qué es la presbicia?

Persona mayor con presbicia mirando un móvil
Présbita

Desde el punto de vista etimológico, presbicia, significa pre-vejez, es decir es un proceso vinculado al paso del tiempo, al envejecimiento de los tejidos. ¿Entonces, me estoy haciendo mayor?

¿A qué  tejidos se refiere la presbicia Muchas veces escuchamos que es el músculo ciliar, el que sufre el desgaste entre los 40 y 45 años, y por consiguiente este músculo no tendría la suficiente fuerza para producir cambios en la forma del cristalino.

El cristalino, es una lente del tamaño aproximado a una lenteja, que lleva ese nombre debido a su transparencia, el abombamiento que realiza el cristalino cuando la atención visual se centra en algo próximo, permite enfocar con gran precisión.

Entre los 40 y 45 años de edad, esto es relativo, dependiendo de otros factores, como alimentación, hábitos,  tareas, etc., se nota que las letras pequeñas de un texto que sostenemos a unos 35 centímetros de nuestra cara se ponen algo borrosas, pero que podemos aclarar al alejar levemente el texto.

Podemos afirmar , que este es el síntoma más característico que observamos y escuchamos como queja de nuestros pacientes: “si estiro el brazo, puedo leer”,  “ si me alejo un poco o leo al aire libre no tengo problemas”.

Volviendo al tema causal de este proceso, no decimos que es el músculo ciliar, la causa del problema, sino que es más bien una pérdida de  elasticidad de las fibras que componen al cristalino. Esto hace que a pesar de la fuerza del músculo ciliar, la lente no se abomba lo suficiente, su poder no será el adecuado para mantener nítido lo que se observa. Hemos llegado a la «presbicia»

Por supuesto que todo depende de si leemos mucho, poco o nada, hay personas que nos consultan a los 50  años o más tarde aún, y no es que no tengan presbicia, solo pasa que no les afecta, porque casi no leen, usan caracteres muy grandes en su dispositivo móvil, solo leen los copetes de los periódicos, o reciben las noticias a través de la radio y la televisión.

Todo tiene solución, y  las más simple para la presbicia, es un examen de la salud ocular, un examen visual, y la posterior utilización de una lentes específicas que compensarán los síntomas antes descritos.

Aquí en la solución del problema, queremos poner énfasis: las gafas premontadas, “las del chino”,  las de las farmacias, las de las gasolineras y otras tiendas, son muy perjudiciales para la salud visual del paciente. Son muy dañinas simplemente porque no tienen en cuenta las diferencias entre ojos, tampoco las distancias entre las pupilas , y  todo esto puede producir trastornos importantes, y eso sin hablar de la calidad óptica de los materiales, que son de pésima calidad. Pueden ayudarnos en un momento puntual, pero desaconsejamos su uso diario y continuo. Os dejamos otro artículo que lo explica mejor:

¿POR QUÉ NO USAR GAFAS PREMONTADAS?

¿POR QUÉ NO USAR GAFAS PREMONTADAS?

imagen gafas premontadas

PRESBICIA. ¿puedo usar gafas premontadas?

«Siempre has visto bien, pero de repente, un día, notas que tienes que alejar el texto para enfocarlo correctamente»

«Tienes 42 años, y de repente sientes que las letras se te mezclan, que no eres capaz de mantener una lectura continuada»

«Una vecina te ha dicho que eso es vista cansada y que con unas gafas de lectura se solucionará tu problema»

VAS A LA FARMACIA, COMPRAS UNAS GAFAS DE LECTURA DE 10€ Y SUCEDE LO SIGUENTE:

A) Los síntomas desaparecen, pero te has vuelto dependiente de las gafas y tu presbicia va en aumento en un plazo corto de tiempo.
B) Como te has autoprescrito las gafas, estás mejor, pero a la vez incómodo, algo no termina de estar bien.
C) Tienes dolores de cabeza, ojos rojos, llorosos, lagrimeo, sensación de cuerpo extraño.

imagen gafas-lupa - lentes ópticos

Todos sabemos que si tenemos algún defecto refractivo debemos acudir al óptico-optometrista para que realice una revisión de nuestra visión y nos idique qué graduación necesita tener nuestras gafas y/o lentes de contacto.

¿PARA QUÉ SE IDEARON LAS GAFAS PREMONTADAS?

Son gafas elaboradas de forma estándar, con una graduación NO PERSONALIZADA. 
Se idearon para usarlas de manera puntual x.e:
– Estás de viaje, olvidaste tus gafas.
– Tienes tu par personalizado pero además quieres tener un repuesto de emergencia en la oficina.
– No trabajas cosiendo, no lees, no estás 8h al ordenador, no tienes demandas de cerca.

¿POR QUÉ NO DEBO USAR GAFAS DE LECTURA DE MERCADILLOS?

– Normalmente porque se dispensan en establecimientos no sanitarios como pueden ser: mercadillos, gasolineras, bazares… y por tanto no cumplen con los requisitos de seguridad, eficacia y calidad.
No debemos autoprescribirnos. Aunque el problema general sea la visión borrosa y la incomodidad para trabajar de cerca, cada usuario tiene unas necesidades concretas y debe ser el OPTICO-OPTOMETRISTA el que determine la corrección visual que necesita.
– Es necesario hacerse un examen visual cada año y comprobar la salud visual de nuestros ojos.
– Cuando la presbicia surge antes de los 40 años, puede haber otro problema visual que sea la causa de no ver de cerca, por lo que tendrá que tomar otras medidas terapéuticas.
Éstas gafas son muy muy baratas, y por consiguiente los materiales usados para su fabricación obviamente son de BAJA CALIDAD. 

¿QUÉ ME PUEDE PASAR SI USO ESTAS GAFAS?

– Mala percepción de las distancias.
– Obligar a un ojo a un mayor esfuerzo, ya que normalmente cada uno necesita una graduación diferente.
– Dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga y bajo rendimiento debido a la mala adaptación.
– Reducción de visión en uno de los ojos.
– Aumento de la presbicia.
– Desequilibrio ante los problemas binoculares.
– Problemas de adaptación a la hora de usar unas gafas graduadas.